Cómo evitar que la ola de calor empeore tu diabetes

Relajarse y desconectar de la rutina es necesario, pero si eres diabético no puedes bajar la guardia, ni siquiera en vacaciones. Estos consejos fáciles te ayudarán a evitar complicaciones y disfrutar del verano

En verano es aconsejable realizar controles frecuentes de glucemia (Foto: Getty)
Este gesto cobra especial relevancia en verano, una época en la que es aconsejable realizar controles frecuentes de glucemia ya que el calor puede alterar los índices de glucosa. (Foto: Getty)

En verano, el estilo de vida cambia y puede ser más complicado controlar ciertas patologías como la diabetes, que afecta a seis millones de españoles y está considerada una pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya que su incidencia no acaba de crecer. Como consecuencia, la prevalencia de la diabetes también aumenta, alcanzando a nivel mundial más de 400 millones de personas.

La pérdida de rutinas tan habitual en esta época hace que los horarios de comidas sean más irregulares, se coma más entre horas y aumente el consumo de alimentos altos en calorías. Más peligroso aún es el impacto que el calor tiene sobre los diabéticos.

(Foto: Getty)
Sudoración, debilidad, temblores y sensación de cansancio son algunos síntomas de hipoglucemia que deberán tenerse en cuenta. (Foto: Getty)

Por un lado, la vasodilatación provocada por la subida de temperatura genera un aumento en la velocidad de absorción de la insulina y podría reducir peligrosamente los niveles de glucosa en sangre; por otro lado, una posible deshidratación disminuye el flujo sanguíneo a través del riñón y dificulta la expulsión de la glucosa por la orina, lo que aumentaría los niveles glucémicos.

Sin embargo, tal y como nos cuentan desde la Fundación para la Diabetes, basta con respetar una serie de pautas para disfrutar de este tiempo de merecido descanso con todas las garantías.

Se puede disfrutar del verano con total normalidad, siempre y cuando se sigan las recomendaciones de los expertos y no se cometan excesos. Una persona con una buena educación diabetológica no debe tener problemas cuando llega el verano”, asegura Ana Mateo, gerente de la Fundación.

El helado es uno de los postres preferidos para combatir el calor, pero su alto contenido en azúcar hace que sea un riesgo para las personas diabéticas. (Foto: Getty)
El helado es uno de los postres preferidos para combatir el calor, pero su alto contenido en azúcar hace que sea un riesgo para las personas diabéticas. (Foto: Getty)

¿Lo principal? No descuidar la alimentación, “una parte fundamental del control de la diabetes, junto con el seguimiento del tratamiento y el ejercicio físico”. Por eso la experta recomienda optar por menús saludables y mantener una buena actividad física, al menos unos 40-60 minutos diarios.

Qué puedo comer

Como sabes, la dieta mediterránea sigue siendo la más recomendada por los expertos. Se trata de una cocina sencilla, rica en vegetales y con abundancia de frutas y verduras en la mayoría de las comidas. Por supuesto, el aceite de oliva virgen debe constituir la grasa de adición fundamental. Y recuerda que predomina el consumo de pescado y carne blanca sobre carne roja, legumbres, frutos secos y cereales integrales; los productos lácteos, desnatados.

Si estás embarazada, debes saber que tu dieta durante la gestación puede prevenir muchas enfermedades del adulto, y que gran parte de los alimentos que consumimos en la actualidad son tolerables para nosotros y para ti, pero pueden no serlo para el feto. Por eso, es importante que adaptes tu dieta para proteger a tu hijo de la diabetes y el sobrepeso.

Según una reciente investigación, un compuesto abundante en el brócoli reduce los niveles de azúcar en sangre en personas con diabetes tipo 2. (Foto: Getty)
Según una investigación, el sulforafano, un compuesto abundante en el brócoli reduce los niveles de azúcar en sangre en personas con diabetes tipo 2. (Foto: Getty)

¿Dejo de hacer ejercicio?

En absoluto, aunque es recomendable no abandonar este hábito en verano, debes adaptar la intensidad de la actividad física a la climatología y a tus condiciones.

Sobre todo, no olvides controlar los niveles de glucemia tanto antes como después del ejercicio para evitar hipoglucemia, y “tomar previamente carbohidratos en mayor o menor cantidad dependiendo de la intensidad y duración del ejercicio (una pieza de fruta, un yogur o un pequeño bocadillo) para compensar los niveles de glucosa”, tal y como aconseja Mercedes Galindo, enfermera educadora en diabetes del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Clínico San Carlos (Madrid).

E insiste, como el calor puede alterar las cifras de glucosa, “es aconsejable realizar controles frecuentes de glucemia durante el periodo estival”.

Para disfrutar al máximo las vacaciones basta con mantener ciertas rutinas en horarios de comidas y dietas, evitar ganar peso, mantener un buen control de los niveles de glucosa y garantizar una hidratación suficiente. (Foto: Getty)
Para disfrutar al máximo las vacaciones basta con mantener ciertas rutinas en horarios de comidas y dietas, evitar ganar peso, mantener un buen control de los niveles de glucosa y garantizar una hidratación suficiente. (Foto: Getty)

¿Y si no llego a los 2 litros de agua?

Todos debemos mantener una hidratación adecuada pero la cantidad de agua que debemos tomar depende del metabolismo de cada persona y también del deporte que esa persona lleve a cabo. No obstante, es importante hidratarse tanto por fuera, refrescándote con duchas o baños cuando pases mucho tiempo en la playa, como por dentro, tomando la cantidad recomendada de agua, que si bien suele estar en torno a los dos litros, dependerá de las necesidades de cada uno.

Por cierto, en ese consumo de líquido se incluyen los zumos o las infusiones que obviamente tienen una gran cantidad de agua. Y también alimentos ricos en agua como estos: lechuga calabacín, pepino, rábano, nabo, tomate, coliflor, sandía, melón, piña, manzana, zanahoria, guayaba, clara de huevo y banana.

Más cosas a tener en cuenta

  • No almacenar la insulina ni los medicamentos orales para la diabetes a la luz directa del sol o en el coche (las altas temperaturas hacen que se caliente mucho).

  • Si viajas, transporta la insulina y otros medicamentos en una neverita portátil pero no lo pongas directamente sobre hielo ni sobre compresas de gel frío.

  • El calor podría dañar el monitor de azúcar en la sangre, la bomba de insulina y otros equipos para la diabetes. No los dejes en el coche, alrededor de la piscina, a la luz directa del sol o en la playa.

Y cada noche...

Revisa tus pies. El cuidado de los pies también toma protagonismo durante el verano para las personas con diabetes. “Los problemas neurológicos y vasculares provocan la pérdida de sensibilidad en los pies y, si se produce alguna herida que no se identifique a tiempo por no sentir dolor, puede derivar en una infección”, añade la enfermera. Por ello, recomienda utilizar calzado cerrado y cómodo y revisar, al final del día, si se tiene alguna lesión con el objetivo de poder tratarla a tiempo.

En resumen, “las personas con diabetes tienen que vigilar un poco más su alimentación y la Dieta Mediterránea es un buen patrón. Asimismo, deben mantener las pautas que plantea el profesional de la salud, mantener un peso saludable y evitar alimentos ricos en azúcares y grasas, sin olvidar la práctica diaria de actividad física. También es muy importante dormir adecuadamente y, aunque los horarios en verano sean algo diferentes, es fundamental mantener un seguimiento periódico de los índices de glucemia en sangre para evitar tanto las hiper como las hipoglucemias”, concluye Mateo.

Y tú, ¿controlas la diabetes durante las vacaciones?, ¿crees que aún debemos mejorar en educación diabetológica?

También puede interesarte:

Lo que tienes que saber de tus riñones si eres diabético

¿Puedo tomar un huevo al día siendo diabético?

La dieta que reduce a la mitad el riesgo de desarrollar diabetes

Ojo diabético: pistas para cuidar tu vista

La 'condición' que podría hacerte padecer Alzheimer

Qué comer durante el embarazo para proteger a tu hijo de la diabetes y el sobrepeso

La técnica del pellizco o cómo inyectarse bien la dosis de insulina si tienes diabetes

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente