Cómo hablarles a tus pequeños para estimular el desarrollo del lenguaje

Foto: jacoblund/istock

Los niños son esponjas que absorben todo lo que ven, escuchan y perciben. Por lo tanto, es evidente que la forma en la que les hablamos es fundamental para el desarrollo de su lenguaje. 

Investigadores de la Universidad de Washington en Estados Unidos reunieron a 48 familias y les enseñaron a la mitad a hablar parentese con sus hijos. A los 18 meses, los bebés ya tenían un vocabulario de 100 palabras.

Qué es el parentese

Nada tiene que ver con el  baby talk, que generalmente es una mezcla de sonidos sonsos y palabras sin sentido. El parentese, en cambio, es un discurso en el cual el adulto le habla al niño de manera exagerada y repetitiva. Involucra palabras reales, vocales alargadas y tonos de voz exagerados.

"Creemos que el parentese facilita el aprendizaje de idiomas debido a su estructura lingüística más simple y sonidos exagerados. Pero este nuevo trabajo sugiere una razón más fundamental", explicó Patricia Kuhl, profesora de ciencias del habla y la audición en la Universidad de Washington.

¿Cuál es esa razón? "Hallamos que el parentese funciona porque es un gancho social para el cerebro del bebé: su tono alto y su ritmo más lento son socialmente atractivos e invitan al bebé a responder", aclaró la experta.

En otro estudio de 2018, los mismos investigadores le hicieron coaching a padres de bebés seismesinos en el lenguaje parentese y hallaron que para los 14 meses, los pequeños ya eran significativamente verbales.

“Los padres son los primeros y más importantes maestros de un niño, y nos complace demostrar que pueden tener un efecto positivo inmediato en el crecimiento del lenguaje de sus hijos. Las habilidades lingüísticas tempranas son predictores importantes del aprendizaje de un niño a leer y de su éxito en la escuela, y los padres pueden afectar directamente los resultados de su hijo de esta manera", aclaró Naja Ferjan Ramírez, investigadora científica de I-LABS y autora principal del aquel estudio.

De qué depende el desarrollo del habla de un niño

Según la Asociación Estadounidense de Habla, Lenguaje y Audición (ASHA, por sus siglas en inglés) estos factores influyen:

  • La habilidad natural del niño para aprender el idioma.

  • Otras habilidades que está aprendiendo al mismo tiempo.

  • Cuánto habla escucha durante el día.

  • Cómo responde la gente a lo que dice o hace.

También te puede interesar: ¿Deberíamos enseñarles groserías a los niños?

¿Cómo identificar cuando hay un problema?

Estos son algunos de los factores según la ASHA, que podrían indicar que el niño está en riesgo de tener problemas de lenguaje:

  • Comprensión del lenguaje. Un niño generalmente entiende lo que escucha antes de usar palabras. Este es un lenguaje receptivo. Es posible que el pequeño pueda señalar objetos cuando los nombre y seguir instrucciones simples. Si crees que no entiende lo que otros le dicen, es posible que tenga un retraso en el lenguaje.

  • Utilización de gestos. Antes de decir sus primeras palabras, los niños suelen usar gestos para comunicarse, como señalar, agitar "hola" o "adiós" y levantar los brazos para que lo levanten. Cuantos más gestos use el infante, más probable es que se ponga al día con otros niños de su edad. Si no suele utilizar muchos gestos, podría tratarse de una dificultad.

También te puede interesar: 6 claves para cuidar la vista de tu bebé

  • Aprendizaje de nuevas palabras. Es posible que un niño sea más lento para hablar, pero aún así debería usar palabras nuevas cada mes. En cambio, el niño podría tener un problema de lenguaje si no dice palabras nuevas con frecuencia.

"Tener un problema con algún aspecto de los que mencionamos en esta lista no significa que su hijo tenga un retraso en el lenguaje. Sin embargo, lo pone más en riesgo. Por lo tanto, es necesario que el pequeño sea evaluado por un especialista", aclararon desde la institución. 

Así es, si tienes dudas consulta con especialista en desarrollo del lenguaje.