Cómo comer pescado de manera sostenible

pescado al horno con zanahorias
Cómo comer pescado de manera sostenibleistetiana

Vivimos una contradicción constante con respecto al pescado que llevamos hasta nuestros platos. Por un lado, nos preocupa esquilmar el mar o consumir peces que no han alcanzado la edad adulta, pero también miramos de reojo a lubinas, doradas y rodaballos que nos dicen que "no son salvajes". Pues bien, ¿qué tal una vuelta de tuerca para entender un poco la labor de la acuicultura en nuestro país?

Pero vamos a ir más allá y te planteamos: ¿qué pensarías si te contáramos que la acuicultura preserva la salud de nuestros océanos? ¿y qué pasaría si un kilo de lubina costara para siempre lo que cuesta hoy la salvaje? A este dilema hay que sumarle una realidad: que en 2050 el pescado representará la cuarta parte de la proteína necesaria para alimentar al mundo. ¿Listos para salir de la zona de confort?

Detrás de este importante cambio de paradigma se encuentra Acuicultura de España. Este mes hemos visitado una 'granja' de pescado en sus dos fases: la que se dedica a la obtención de larvas con los reproductores, y la que gestiona la cría y el engorde de los peces hasta alcanzar la edad adulta perfecta para su consumo. Una experiencia alucinante que te contamos:

Llegamos a Merexo (A Coruña), en plena Costa da Morte, donde nos aseguran que el día ha salido primaveral (el viento debe de ser de unos 80 km/h, y la lluvia es constante). Esta instalación pertenece a una de las empresas que forman parte de Acuicultura de España, y en ella concretamente se dedican a la obtención de larvas de rodaballo a partir de dos decenas de machos y hembras de los que extraen óvulos y espermatozoides. Para hacerse una idea de la actividad de este lugar, de aquí se obtienen entre 10 y 12 millones de larvas al año que alimentan con fitoplancton hasta que llega el momento del “destete”, cuando son trasladadas a las granjas de cría y engorde, donde pasarán varios años.

acuicultura de españa
Acuicultura de España

Así, nos acercamos hasta una de las más avanzadas del mundo ubicada en San Cibrao, ya en la provincia de Lugo, donde se dedican exclusivamente al lenguado y al rodaballo. Allí, las larvas llegan con 3 mm. de longitud, y su fase inicial de desarrollo comienza con su alimentación a base de fitoplancton para luego pasar al rotífero (organismo acuático microscópico con función flitradora), a la artemia (microcrustáceo que forma parte del zooplancton) y a las microalgas. En esta primera fase “de guardería” pasan unos tres meses, hasta que pasan a la siguiente fase en la que ya pasan a una especie de tanques planos mucho más grandes donde moverse con más libertad y alimentarse de pienso específico.

acuicultura de españa
Acuicultura de España

Respeto al bienestar animal

Inspirados en la sabiduría de los océanos, las empresas que forman la galería de colaboradores de Apromar (Asociación Profesional de Acuicultura de España) tienen un objetivo primordial: seguir investigando para parecerse cada vez más al medio natural en el que crece y se desarrolla el pescado: el mar, llevando la riqueza que nos brinda más allá de su costa.

Y Apromar lo consigue gracias a sus más de 30 empresas colaboradoras, que se dividen entre unidades de cultivo y criaderos, exportando entre todas a más de 27 países.

¿Por qué confiar en Acuicultura de España?

Porque el pescado conserva toda la frescura y sabor, y para el planeta, porque ayuda a cuidar y proteger ríos y océanos. ¿Sabes que en 2050 el pescado representará la cuarta parte de la proteína necesaria para alimentar al mundo? Y es que se estima que, un poquito más allá, dentro de 50 años, la tierra no tendrá ya recursos suficientes para alimentar a una población que sigue creciendo desmesuradamente mientras se plantea dilemas morales como limitar la evolución demográfica.

Este es un crecimiento, en fin, que solo se puede sostener con la acuicultura, además de que esta actividad supone el sustento económico de miles de familias de tradición pesquera en nuestro país. Tanto es así que la FAO ya apuesta encarecidamente por ella.

Si te preocupas por lo que comes y por el futuro del planeta, dale una vuelta a esta idea. Encontrarás muchas razones. Tú eliges.