Comer esto antes de una cita romántica te ayudará a triunfar (si eres hombre)

En lugar de echarte litros de ese perfume tan caro, come esto

Se acabó el evitar comer ajo antes de cualquier evento por miedo a que su fuerte olor rechazo pueda provocar rechazo. (Foto: Getty Images)

No sólo es sano (fortalece el sistema inmunitario y reduce las posibilidades de padecer cáncer de estómago, colón y esófago), la gente que come ajo de manera regular liga más. Tal cual.

Así lo afirman investigadores de la Universidad Carolina de Praga (República Checa) y la Universidad de Stirling (Reino Unido) que destierran el mito de que su olor es tan desagradable que espanta a propios y extraños.

Al contrario: el olor corporal de los hombres que comen ajo habitualmente resulta muy atractivo para las mujeres.

Para demostrarlo realizaron un estudio con 42 hombres a los que se dividió en tres grupos: el primer grupo tuvo que comer ajo crudo; el segundo, cápsulas de ajo y, el tercero no comió ajo, como grupo de control. 

Después, los investigadores reclutaron a 82 mujeres para que expresaran sus sensaciones ante los distintos participantes masculinos del experimento; tuvieron que calificarlos, por su olor, simpatía, atractivo o masculinidad. 

Los hombres que habían comido el equivalente a cuatro dientes de ajo crudo (aproximadamente 12 gramos de ajo) fueron percibidos como mucho más atractivos que los que no habían comido ajo. Al intercambiar los grupos, aquellos que antes no hubieron comido ajo y posteriormente sí, fueron percibidos de nuevo como más interesantes y atractivos, circunstancia que no ocurrió cuando no habían comido ajo. Este curioso efecto del ajo sobre el atractivo también se repitió con las cápsulas de ajo.

Lo realmente sorprendente es el método utilizado. A los investigadores se les ocurrió la idea de someter a las voluntarias a una ‘dura’ prueba: oler las toallas con las que los varones habían secado previamente su sudor (¡puag!).

Los científicos descubrieron así que el sudor de los hombres que habían comido ajo crudo emanaba un olor más “agradable, atractivo y masculino” para las mujeres. 

Descubren una relación entre el olor corporal y su poder de atracción. (Foto: Getty Images)

“Sabíamos que el aliento desempeña un papel fundamental en las relaciones interpersonales. Obviamente el ajo influye en el aliento por su alto contenido de gases sulfurados, pero parecía no tener un efecto en el olor corporal”, explican los investigadores en la revista Science

 Ahora han descubierto que el olor que se desprende de nuestras axilas tras comer ajo también tiene un efecto en las relaciones íntimas, pero positivo. Eso, sí, los hombres deben comer una buena cantidad de ajo para llegar a estas conclusiones, unos 12 gramos o cuatro dientes de ajo. 

Desde una perspectiva evolutiva, la formación de las preferencias de los olores corporales asociados a la dieta fue posiblemente el medio de la selección sexual. “Investigaciones anteriores también han revelado que muchas especies animales utilizan señales asociadas a la dieta para seleccionar compañeros en buen estado físico”, explica Craig Roberts, líder del estudio.

Por otro lado, el consumo de ajo puede tener efectos positivos en el placer derivado de la percepción de olor corporal quizás debido a sus efectos sobre la salud. “La acción antibacteriana del ajo hace que las axilas desprendan un olor más dulce mediante la reducción de la densidad de los microbios que causan los olores desagradables”, concluyen los autores.

También te puede interesar:

Practicar esta actividad (yoga-sutra) durante 12 semanas aumenta el deseo sexual femenino

El arma secreta contra los ronquidos (y el divorcio)