Qué comer para aliviar las agujetas después de entrenar

·3 min de lectura
Photo credit: Hiraman - Getty Images
Photo credit: Hiraman - Getty Images

Esa sensación de trabajo bien hecho que te invade después terminar un buen entrenamiento es uno de los mejores placeres de este mundo que no se va nunca, entrenes dos, tres o cinco días a la semana. Pero claro el momento agujetas que muchas veces vivimos al día siguiente -e incluso a los dos días, que hay quienes tardan en desarrollar agujetas- ya no hace tanta gracia.

Sabemos que es una de las excusas más comunes para no entrenar (seguro que alguna vez has escuchado algún "¡¿quién podría entrenar con semejante dolor?!"), pero lo cierto es que son una auténtica molestia. Sobre todo si son en las piernas, momento en el que lo de subir escaleras se convierte un poco en misión imposible.

Las agujetas son microrroturas musculares y al no ser una afección grave no tenemos por qué preocuparnos. Pero mejor aliviar las molestias que traen consigo.

Hay muchos remedios caseros para aliviar las agujetas en la sabiduría popular: que si el agua fría, que si las sales de baño, que si aceites... Y es que como se suele decir, cada maestrillo tiene su librillo. Pero nosotras hoy queremos ver cómo podemos reducir nuestras agujetas con nuestra alimentación. Porque sí, esto es algo que se puede.

Qué comer para reducir las agujetas

Photo credit: d3sign - Getty Images
Photo credit: d3sign - Getty Images

Como bien explica Laia Gasco, nutricionista de FITFIU Fitness, lo primero que tenemos que tener en cuenta es que no hay fórmulas mágicas y que estos trucos de alimentación tienen que acompañarse también con una forma correcta de ejercitarnos. "La combinación de una buena alimentación con una rutina de ejercicios ayuda a reducir las agujetas de forma efectiva" afirma la nutricionista. Estos son los alimentos a incorporar a nuestra dieta si queremos reducir las agujetas:

  • Alimentos que reducen las agujetas: cerezas, remolacha, café, tés o infusiones, canela, leche fermentada...

  • Alimentos con propiedades antiinflamatorias y analgésicas: ginseng, cúrcuma, lentejas, judías, soja, frutos rojos, cebolla, pimientos, tomates...

  • Taurina: este compuesto orgánico es interesante para reducir las agujetas, señala Laia, y se encuentra en alimentos como la carne de pollo, las avellanas o almendras, las legumbres, los huevos, los lácteos, las algas o la levadura de cerveza.

  • Alimentos o comidas ricas en proteína: ya sea recurriendo a proteínas en polvo o a alimentos ricos en ellas (lácteos, frutos secos, etc).

Entrenar de manera correcta también ayuda

Como hemos señalado anteriormente, Laia Gasco defiende que es necesario acompañar estos trucos de alimentación con algunos consejos en cuanto a la forma de entrenar. En esta línea el entrenador personal Òscar Moreno nos da cuatro consejos para reducir las agujetas en nuestros entrenamientos:

  • Realizar técnicas de estiramientos específicas para evitar agujetas: este tipo de movimientos se suelen centrar en contracciones isométricas de los músculos que alternan con lapsos de relajación, explica Moreno.

  • Iniciar la actividad deportiva de forma progresiva: ten en cuenta que menos es más, advierte el entrenador, tanto en cada sesión individual como en tu plan de entrenamientos general.

  • Estira tus músculos antes y después del estiramiento: Òscar recomienda reservar diez minutos para relajar y estirar los grupos musculares que hemos usado en el entrenamiento que hayamos hecho para ayudar al cuerpo a recuperarse más rápido al día siguiente.

  • Mantente hidratado antes, durante y después del ejercicio: es fundamental para evitar las agujetas, explica Òscar, ya sea agua o bebidas isotónicas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente