Comer alimentos de acuerdo con tu tipo de sangre ¿te ayudaría a perder peso?

Texto: Raúl Rodríguez Cota

Al parecer, tu tipo de sangre podría ser uno de los principales responsables de esos kilitos que tienes de más. Y es que hay una nueva dieta que propone que deberías tener una alimentación especial, de acuerdo con el grupo sanguíneo al que pertenezcas. ¡Sigue leyendo!

Al parecer, tu tipo de sangre podría influir en la forma en que tu cuerpo aprovecha los alimentos. Foto: SCIEPRO/Getty Images

Menú para cada grupo sanguíneo

El naturópata Peter J. D’Adamo, creador de la Dieta del Tipo de Sangre fue el primero en decir que la sangre podría influir en tu figura. D’Adamo explica que los alimentos que comes reaccionan químicamente con tu grupo sanguíneo; por lo que, si sigues una dieta diseñada para tu cuerpo, podrías digerir los alimentos de manera más eficiente, haciendo que pierdas peso, tengas más energía y hasta prevengas enfermedades, de acuerdo con WebMD.

D’Adamo dio a conocer su peculiar dieta en un libro titulado Eat Right For your Type, en donde agrupa los tipos de comida que deberían de comer las personas de los diferentes grupos sanguíneos de la siguiente forma:

Sangre tipo A. Si tienes este grupo sanguíneo, D’Adamo recomienda que consumas una dieta sin carne basada en frutas, verduras, frijoles, legumbres y granos integrales. Además, toda la comida debería ser orgánica y fresca, ya que, supuestamente, las personas con sangre tipo A tendrían un sistema inmunológico sensible.

Sangre tipo B. Si siguieras esta dieta, se te recomendaría no comer maíz, trigo, lentejas, tomates, cacahuates ni semillas de sésamo. También se te aconsejaría evitar el pollo. Lo mejor, sería consumir vegetales verdes, huevos, algunos tipos de carne y lácteos bajos en grasa.

Sangre tipo AB. Evita la cafeína y el alcohol, especialmente durante situaciones estresantes. Concéntrate en comer alimentos como tofu, mariscos, lácteos y vegetales verdes, y evita todas las carnes ahumadas o curadas. Además, se te recomendaría comer porciones más pequeñas y frecuentes durante el día, según se informa en Women’s Health.

Sangre tipo O. Evita consumir carbohidratos y granos simples, ya que los que tienen este grupo sanguíneo suelen tener altos niveles de ácido estomacal que, al combinarlos con estos alimentos, podrían provocar inflamación corporal, según señala Men’s Health.

Por otro lado, se te sugeriría comer carnes magras y grasas saludables, según reporta Prevention.

Con una dieta balanceada, de acuerdo con tu tipo de sangre, podrías lograr estar en mejor forma. Foto: Westend61/Getty Images

¿Dieta segura?

En esencia esta dieta se consideraría segura, ya que recomienda comer cosas bastante saludables y no sugiere eliminar grupos de alimentos completos, según dice la dietista Sonya Angelone. “Es más un cambio de ciertos alimentos a otras opciones saludables”, agrega la experta.

Además, otra especialista señala que “a pesar de la falta de evidencia para respaldar la Dieta del Tipo de Sangre, muchos se sienten mejor cuando intentan este plan restringido porque promueve una dieta más limpia y desprovista de comida chatarra, alimentos procesados y azúcar”, según dijo la médica bariátrico, Nancy Rahnama.

Como ves, esta dieta podría tener algunos buenos resultados sin aparentemente correr muchos riesgos. Sin embargo, como siempre, te recomendamos acudir primero con un profesional médico antes de hacer cambios en tu menú diario.

Cuéntanos, ¿cuál es la dieta que mejores resultados te ha dado?

@RaulRodCota

También te puede interesar:
La inmunonutrición o cómo las pequeñas decisiones que tomas cada día influyen en tu salud
La dieta que activa el gen de la longevidad