El nuevo colegio de los príncipes de Cambridge abre los sábados y fomenta el deporte

·2 min de lectura
Photo credit: Max Mumby/Indigo - Getty Images
Photo credit: Max Mumby/Indigo - Getty Images

George, Charlotte y Louis de Cambridge disfrutan de un plácido verano junto a sus padres, Kate Middleton y el príncipe William, a la espera de un otoño que se prevé lleno de cambios. Aunque la decisión aún no se ha hecho oficial, septiembre parece el mes elegido para que los duques de Cambridge abandonen su vida en Londres y se muden a Windsor, donde se instalarán en Adelaide Cottage, una propiedad real cerca del castillo de Windsor que les permitirá estar más cerca de Isabel II y criar a sus hijos cerca de la naturaleza.

La decisión conlleva también un cambio de colegio para los pequeños y el centro educativo Lambrook parece el lugar elegido, según apuntan los diarios británicos, para que George, Charlotte y Louis continúen con sus estudios. La nueva escuela de los príncipes es mixta y ofrece un régimen flexible que permite elegir entre internado o colegio, con una cuota trimestral que asciende a las 7.000 libras (alrededor de 8.300 euros). Uno de los aspectos que más llama la atención es que el horario lectivo se extiende de lunes a sábado, por lo que las clases se imparten seis días a la semana.

Quienes pasan por sus aulas acuden después a algunos de los centros más prestigiosos del país, como Eton, donde cursaron estudios los príncipes William y Harry, y donde se han formado las élites de la sociedad británica. Una guía de Talk Education sobre las mejores escuelas privadas de Gran Bretaña, describe a Lambrook como un centro "bastante bucólico", algo que parece que encaja con la idea que buscan Kate y William para sus hijos.

El centro presta especial atención a la práctica de deportes al aire libre así como a las competiciones deportivas y las actividades artísticas, algo que parece fundamental para Kate Middleton. Ella siempre ha demostrado su habilidad y gusto por los deportes y se ha revelado como una experimentada fotógrafa, tomando las imágenes oficiales de sus hijos y retratando a Camilla de Cornualles para la portada de una conocida revista.

La historia de Lambrook está ligada a la familia real británica, pues el centro fue fundado en 1860 para dar clases particulares a los hijos de los cortesanos del castillo de Windsor. Hace 140 años, en 1878, dos de los nietos de la reina Victoria, el príncipe Christian Victor y el príncipe Alberto de Schleswig-Holstein, eran alumnos de Lambrook. Según recoge la página web del centro, la reina Victoria solía viajar desde el castillo de Windsor a Lambrook para ver a sus nietos en obras de teatro y partidos de cricket.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente