Colate y Paulina en la corte… y él prepara otra demanda

Cortesía: instagram.com/colatenicolas/
Cortesía: instagram.com/colatenicolas/

La guerra entre Colate y Paulina Rubio no para, hoy mismo están en la corte de Miami-Dade en un litigio porque en Navidad a Colate le tocaba pasar una semana de vacaciones con el hijo de ambos, y cuando llegó a casa de Paulina a recogerlo para viajar a Republica Dominicana, donde los esperaban el resto de la familia del español, Paulina se había ido de viaje con el niño y lo dejó plantado.

“Mi familia se trasladó desde España hasta la República Dominicana para estar juntos y el único que faltó fue mi hijo, porque Paulina no me lo devolvió. Ahora nos vemos en el juzgado, pues ella ha contraatacado con otra denuncia: dice que no le di el pasaporte del niño, lo que no es cierto”, le dijo Colate a ABC.es

Colate la llevó a la corte, y el juez en aquel entonces retuvo el pasaporte del niño, el cual ya fue devuelto, pero la pelea por el mismo tema sigue.

Pero además de eso, ahora comienza otra guerra, y es que hace dos semanas, con motivo del lanzamiento de su nuevo disco, Paulina estuvo en la portada de la revista People, pero lo hizo acompañada de sus dos hijos.

Cortesía: People en Español
Cortesía: People en Español

Colate dice que ella no le pidió permiso para sacar a la luz pública a Andrea Nicolás y que va a proceder legalmente contra ella.

“Esta es una más de las muchas que me hace. La única vez que yo posé con Nico fue para un reportaje solidario y le pedí autorización. Ella lava su imagen usando a nuestro hijo. Así es Paulina”.

Dice que ya no tiene dinero porque todo se lo ha gastado en abogados, y agregó:

“La idea de Paulina es quitarme la custodia compartida. Me ha puesto detectives privados, me acusa de sacar a mi hijo en los medios, cuando es ella quien lo hace abiertamente; su hermano me tachó de maltratador, pero él sí que es un imbécil y casi ni se habla con su familia. Insisto que este proceso me ha arruinado. Antes de casarme, tenía mis ahorros, negocios que funcionaban. Y cuando me divorcié, me quedé con muchos problemas y deudas que he ido arreglando. Paulina se quedó con todo mi dinero, pero llegamos a un acuerdo según el cual me devolvía mi parte de una cuenta común. Solo recibí una cantidad muy pequeña y, además, a plazos. Tonto de mí que dije a todo que sí para no ir a juicio, pero estaba claro que todo era una estrategia para desprestigiarme”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente