El cohete de Fraser-Pryce siempre tiene pólvora: 5º título en 100m 13 años después del primero

·4 min de lectura
Photo credit: picture alliance - Getty Images
Photo credit: picture alliance - Getty Images

Shelly-Ann Fraser Pryce, la más pequeña de las finalistas, conquistó su quinto título mundial de 100 metros con una marca de 10.67 segundos al frente de un triplete jamaicano.



Shericka Jackson, bronce olímpico en Tokio 2020, se alzó con la medalla de plata con un registro de 10,73s y la doble campeona olímpica Elaine Thompson-Herah completó el podio con 10,81s. Campeona mundial del hectómetro por primera vez en Berlín 2009, el 'Cohete de bolsillo' (Rocket Pocket) repitió victorias en Moscú 2013, Pekín 2015 y Doha 2019, antes de redondear su colección con esta quinta corona en Eugene.

La velocidad jamaicana había sufrido un duro golpe este sábado en categoría masculina, no sólo con el triplete estadounidense encabezado por Fred Kerley (oro con 9,88s), sino porque dos de sus representantes habían caído ya en semifinales. Sólo el joven Oblique Seville, de 21 años, se había metido en la final, y eso para quedarse a las puertas del podio.

Pero el programa de los campeonatos ofreció a Jamaica una inmediata oportunidad de redención sólo 24 horas después, en el esprint femenino. Sobre el papel, aquí cambiaban las tornas. Con talentos como Fraser-Pryce, Thompson-Herah (doble doblete olímpico) y Jackson no era descartable una barrida jamaicana similar a la estadounidense en hombres.

El grado de reparación tenía que estar en consonancia con la magnitud de la ofensa, de forma que cualquier resultado que no fuera un podio exclusivo podía interpretarse como insatisfactorio. En la final olímpica de Tokio ya ocurrió el triplete hace un año (con Elaine, Shelly-Ann y Shericka, por ese orden) y las tres dominaban el ránking mundial de 100 con Fraser-Pryce al frente (10,67s).

Thompson-Herah (10,82s) y Jackson (10,84s) fueron las más veloces en semifinales, mientras que SAFP gastó lo justo para ganar su serie en 10,93s. Dos horas y 20 minutos después la pequeña Fraser-Pryce ratificó su hegemonía con un nuevo récord de los campeonatos (10,67). Las otras dos medallistas jamaicanas pretender doblar, compitiendo también en los 200 metros, y juntas son claras favoritas para el oro en el relevo corto.

Estados Unidos rayó a muy baja altura en la final femenina del hectómetro. Aleia Hobbs fue sexta con 10,92s y Melissa Jefferson cerró la clasificación con 11,06s, la única que no rompió la barrera de los 11 segundos.

Oro para Crouser sin llegar a 23 metros

Photo credit: picture alliance - Getty Images
Photo credit: picture alliance - Getty Images

El equipo local se resarció en las otras tres finales que ofreció la tarde estadounidense del domingo, madrugada española, ganando los 110m. vallas en los que España ganó su primera medalla con Asier Martínez, el lanzamiento de peso masculino y el salto con pértiga femenino. Solo pasaron desapercibidos en la velocidad femenina y en las semifinales de los 1.500 metros.

En el peso se esperaba a Ryan Crouser, doble campeón olímpico en Río de Janeiro 2016 y Tokio 2020, que ganó este domingo su primer título mundial en un triplete estadounidense, con la plata para Joe Kovacs (22,89m) y el bronce para Josh Awotunde (22,29m).

Crouser, que tiene el récord mundial con una marca de 23,37 metros y seis competiciones ganadas por encima de los 23 metros, se llevó en Eugene la victoria con 22,94m en su quinto lanzamiento, lo que suponía un récord de los campeonatos. Además, se anotó este oro en los Mundiales muy cerca de su casa en Boring, una ciudad de Oregón (EE.UU.) que se encuentra unos 200 kilómetros al norte de Eugene.

Nageotte continúa su dominio en pértiga

Photo credit: Sam Barnes - Getty Images
Photo credit: Sam Barnes - Getty Images

En una de las finales más flojas del campeonato, la también estadounidense Katie Nageotte, oro en Tokio 2020, se proclamó este domingo campeona de salto con pértiga por delante de su compatriota Sandi Morris, que se quedó con la plata, y de la australiana Nina Kennedy, que se llevó el bronce con 4,80m.

Nageotte superó los 4,85 metros en su primer intento y Morris hizo lo propio pero en su segundo salto. Las dos estadounidenses fallaron en 4,90m. Nageotte y Morris comparten ahora la mejor marca del año con 4,85m. El resultado de Eugene fue especialmente agridulce para Morris, que suma una nueva plata a su colección de segundos puestos ya que fue subcampeona en Río de Janeiro 2016 y también en los Mundiales de Londres 2017 y Doha 2019. Morris llegó a estos Mundiales con la mejor marca del año (4,82m) pero no pudo confirmar su favoritismo.

La rusa Anzhelika Sidorova, campeona en los Mundiales de Doha 2019, no estuvo en Eugene por las sanciones debido a la invasión de Ucrania.

Estados Unidos cierra la tercera jornada del Mundial de atletismo de Eugene con 14 medallas: 6 oros, 4 platas y 4 bronces.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente