El hotel de Madrid en el que tras darte un homenaje con un cocido gallego te dejan hacer la siesta

·3 min de lectura

Últimamente, los planes viajeros no están pasando por su mejor momento. La pandemia y las restricciones asociadas han dado al traste con muchas (demasiadas) escapadas. Eso ha hecho que muchos hoteles hayan agudizado el ingenio para que sean los locales los que traspasen la puerta. Un ejemplo de esto lo encontramos en el plan diseñado por el hotel Innside by Meliá Madrid Gran Vía y su restaurante A'Ollo: sus domingos de laconada y siesta. Pero, ¿qué es la 'laconada'?

La laconada de A'Ollo. Foto: A'Ollo.
La laconada de A'Ollo. Foto: A'Ollo.

"En realidad, se trata de un cocido gallego. Lo que sucede es que el lacón es la base del plato y de ahí el nombre. Además, lleva un montón de ingredientes: costilla, jarrete, lacón, ¡incluso oreja y morro!", explica Antón Sáez, creador del restaurante A'Ollo. "También tiene patatas, garbanzos y dependiendo de la temporada puede incluir hasta verduras como los grelos. Y un plato de sopa, claro".

La propuesta conjunta de A'Ollo y el hotel Innside by Meliá Madrid Gran Vía es la siguiente: meterse entre pecho y espalda la laconada y luego echar una siesta de un par de horas en una de las habitaciones de este hotel de cuatro estrellas. La hora límite para abandonar la habitación son las 20 horas, un plazo perfecto para hacer recuperado la consciencia perdida tras una comida contundente como esta...

"Este plan tiene una historia que se vincula a la del propio cocido. Tanto el gallego como cualquier otro que encontremos en el recetario español aportan un buen chute de energía. Son platos que se tomaban generalmente en las zonas rurales por parte de las personas que trabajaban en el campo con la idea de tener suficientes reservas para afrontar la jornada de trabajo", comenta Sáez. El cambio del modelo laboral -de uno más activo a otro más sedentario- ha hecho que "el consumo de platos como estos se haya trasladado al fin de semana, un momento en el que tienes la posibilidad de comerlo y dar un paseo después o descansar", cuenta Sáez.

El salón de A'Ollo en el que se degusta la laconada. Foto: A' Ollo
El salón de A'Ollo en el que se degusta la laconada. Foto: A' Ollo

Otra de las inspiraciones de Sáez tiene que ver con "las romerías de pueblo" en los que se toman platos contundentes y se comparte la comida. "Son fiestas en los que las personas se comportan de un modo natural. Muchos van con mantas para luego tumbarse un rato a reposar la comida Aquí hemos querido recuperar ese momento situándolo en el día festivo por excelencia de la semana, el domingo. Eso sí,no queremos que la gente se vaya a un parque, sino que pueda descansar en un hotel de cuatro estrellas", añade Sáez.

El plan de laconada y siesta tiene un precio de 165 euros por pareja. "Creo que es un plan perfecto para gente que quiera venir al centro de Madrid, comer, retomar fuerzas y luego seguir apurando el domingo hasta el final", comenta el creador de A'Ollo, que dice que muchas de las personas que se lanzan a este plan terminan luego poniendo un tercer acto a la comida y la siesta con un cóctel en la terraza del propio restaurante, llamada Le Tavernier. Un plan completo en la cosmopolita Gran Vía y basado, quién lo diría, en las fiestas de pueblo...

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente