‘Coches zombie’, una amenaza para el medio ambiente

Tener un coche supone cierto mantenimiento y un gasto anual que no todo el mundo puede permitirse. Ante este tipo de situaciones, o en casos de que el vehículo haya sido robado o no vaya a utilizarse durante un tiempo, la normativa permite que se den de baja de forma temporal en el registro de Tráfico, evitando así que los propietarios tengan que pagar el seguro del mismo, el impuesto de circulación, ITV y otros costes, mientras les permite su conservación. Sea como fuere, en los últimos años el aumento de automóviles dados de baja ha aumentado de forma exponencial, llegando a poner en alerta y convirtiéndose en una de las últimas preocupaciones de la Dirección General de Tráfico.

- Leer más: ¿Eres conductor? Toma nota de estos gestos para reducir la contaminación

El trámite es sencillo. Para ello solamente hay que presentar la solicitud oficial impresa, tener el DNI en vigor, la tarjeta de la ITV, el permiso de circulación del vehículo y pagar una tasa de 8,40 euros –salvo en caso de robo de vehículo-. El problema llega cuando, después de revisar las últimas estadísticas del Ministerio del Interior, se observa que el número de 'coches zombies', nombre con el que han bautizado a este tipo de vehículos dados de baja, se ha incrementado en un 45%. Según los informes, cada año se registran unas 700.000 bajas, la mitad de forma definitiva y, la otra mitad temporal; un porcentaje que ha crecido extremadamente teniendo en cuenta que en 2004 representaba solo el 5 % del total.

VER GALERÍA

desguace

Campaña informativa

La mayor parte de estos vehículos acaban desapareciendo del mapa con el paso del tiempo. Ante esta situación, las autoridades sospechan que la mayor parte de estos 'coches zombies' podrían acabar circulando en una situación fraudulenta, estar exportándose y vendiéndose para su uso en el extranjero o siendo despiezados en los desguaces para venderse por partes. "Parece claro que la figura de la baja temporal ampara transacciones al margen de la legalidad, y que algunos centros irregulares acogen estos vehículos para desguazar sin tener en cuenta la normativa europea de descontaminación y sin conocimiento del propietario del vehículo", explica Susana Gómez, subdirectora adjunta de vehículos de la DGT.

- Leer más: El fin de las emisiones de dióxido de carbono está mucho más cerca de lo que pensamos

- Leer más: Los coches ecológicos del futuro no serán eléctricos, se moveran con combustible basado en basura orgánica

Para acabar con el problema, desde Tráfico han impulsado una nueva campaña que comenzará tras finalizar el periodo estival, en la que, de modo informativo, se enviarán notificaciones a aquellos usuarios que realicen el trámite de la baja temporal informándoles de la situación. Con ello se pretende que, a partir de ahora, todo aquel que quiera desguazar un vehículo, necesite de forma obligatoria darlo de baja de forma definitiva previamente y descontaminarlo en un centro autorizado si pretende convertirlo en chatarra, cumpliéndose así de forma correcta la normativa y los protocolos exigidos por la ley.