Cómo cambiar de sector aunque no tengas experiencia

·3 min de lectura
Photo credit: dr
Photo credit: dr

No tener experiencia se siente como una gran losa en la búsqueda de empleo que nos dificulta encontrar una primera oportunidad laboral o cambiar de puesto. Estamos tan acostumbrados a leer ese requisito en casi todas las ofertas que desarrollamos una gran inseguridad y eso nos desmotiva.

La realidad es que las empresas piden experiencia en las ofertas porque es la manera más sencilla de predecir que alguien sabe desempeñar ciertas funciones o ha desarrollado unas competencias esenciales. Su razonamiento pasa porque si ya lo has hecho antes se supone que lo sabrás hacer. La buena noticia es que esas competencias puedes haberlas desarrollado igualmente y también puedes saber cómo desempeñar esas funciones aunque no desempeñaras nunca ese puesto concreto. Si estás en esa situación, tu objetivo será convencer al técnico de selección de que puedes desempeñar ese puesto de forma óptima y para ello tienes que encontrar otros argumentos que lo evidencien.

Los 6 pasos para conseguirlo:

Infórmate todo lo que puedas sobre ese sector:

  • Enumera los puestos que te interesan y que consideras que podrías desempeñar.

  • Anota cuáles son los requisitos demandados más frecuentes: Competencias, certificaciones, funciones a realizar, objetivos… Identifica cuáles cumples; y en caso de que no cumplas alguno de ellos, busca formaciones complementarias para hacer más competitiva tu candidatura.

  • Haz una lista de las empresas punteras en tu localización. Si te planteas mudarte a otros lugares puedes investigar compañías en otras zonas.

Basándote en los requisitos de las ofertas crea un currículum que demuestre aquellos que cumplas. Para ello puedes incluir:

  • Tu experiencia profesional en otros sectores adaptando el título del puesto. El nombre del puesto importa más de lo que crees, por ello te recomiendo que elijas el que consideres que más se parece a tu puesto objetivo. Imagina que tienes experiencia como técnico de selección en Recursos Humanos pero quieres empezar a trabajar como técnico de formación en Recursos Humanos. Lo mejor será que en tu currículum esa experiencia aparezca como técnico de Recursos Humanos en lugar de técnico de selección o recruiter.

  • Dentro del apartado de experiencia destaca las funciones más relacionadas con tu puesto objetivo. Si por ejemplo tienes experiencia como comercial y quieres empezar a desarrollarte como técnico de selección en una empresa de trabajo temporal, aunque sean puestos diferentes sí tienen funciones y competencias comunes. Lo ideal sería que las funciones de tu experiencia en ese puesto hicieran referencia a tus buenas habilidades comunicativas, trato con clientes, capacidad de gestión del tiempo… Aspectos que valorará una empresa de trabajo temporal para seleccionar un técnico de selección.

  • Información adicional en tu formación relacionada con ese puesto: No te conformes con solo escribir el título, destaca información de valor como: trabajos relevantes, conocimientos adquiridos, seminarios a los que has asistido, estancias en el extranjero durante alguno de los cursos…

  • Perfil profesional: para transmitir tu motivación por ese sector y explicar por qué buscas un cambio.

  • Otros apartados que te aconsejo incluir si aportan valor son: una página web profesional, logros académicos o profesionales, voluntariado, formación complementaria, competencias, proyectos propios…

Vete más allá del típico portal de empleo para encontrar oportunidades profesionales:

  • Usa portales de empleo generales y especializados.

  • Realiza autocandidaturas.

  • Aprovecha el poder de las redes sociales para conseguir visibilidad y demostrar tu potencial en ese sector.

  • Crea una red de contactos dentro del sector: asiste a eventos, conecta con personas a través de LinkedIn, únete a grupos de ese sector…

Vete a la entrevista teniendo claro lo que puedes aportar.

Habla de las competencias que has desarrollado, tu actitud, formación, pasión, conocimientos... Demuestra que te has informado sobre la empresa y haz preguntas al final que demuestren interés.

Ten autocrítica y evalúa qué puedes mejorar en tu búsqueda de empleo.

Si no tienes éxito en tu búsqueda, no lo achaques todo al hecho de no tener experiencia. Está claro que eso puede perjudicarte o cerrarte alguna puerta pero piensa que todo el mundo empieza no teniendo experiencia, así que es posible conseguirlo. Lo mejor es que te enfoques en pensar qué puedes cambiar o mejorar para que el resultado de tu búsqueda sea diferente.