Así es el club privado (y secreto) de Marbella al que todo el mundo quiere ir

motel particulier
Así es el club privado al que todos quieren irMotel Particulier

Son las dos de la mañana y en la puerta del club privado Motel Particulier se detiene un coche con varios jóvenes dentro. Bien vestidos, extranjeros, se bajan y se dirigen a la entrada prestos a descubrir qué se esconde tras las paredes más deseadas de Marbella. “¿Me decís vuestros nombres?”, pregunta una chica en la puerta, con un listado en la mano. Los chavales hablan y ella responde: “Lo siento, tenéis que ser miembros para poder entrar”. El grupo insiste, pero no hay nada que hacer. En Motel Particulier solo pueden entrar miembros aceptados tras un riguroso proceso de selección, la membresía es anual y cada socio puede llevar un máximo de dos acompañantes. Pero ¿qué hace de este lugar algo tan especial en una ciudad en la que, precisamente, sobran los lugares especiales?

club privado motel particulier marbella
Motel Particulier

EL TEMPLO DEL HEDONISMO

El club exclusivo Motel Particulier de Marbella es el concepto más especial del Grupo Mosh en la Costa del Sol (tienen distintos clubes y restaurantes, todos con ese ‘algo’ imprescindible por aquí) y algo único ya desde su ubicación, en un polígono industrial a las afueras de Marbella, en busca de la privacidad necesaria. Una vez dentro, más que una puerta se atraviesa una ventana del tiempo, porque la decoración, ambiente y atuendo de los camareros y camareras te trasladan en un segundo a un local de los años 20 del siglo pasado. Terciopelo rojo en sofás, cortinajes y lámparas, espejos con imágenes art déco, mesitas bajas... La hora de la cena es tranquila, ideal para aspirar fuerte el ambiente. La cocina corre a cargo del chef Franco Franceschini y es un homenaje a la alta gastronomía francesa que aconsejamos saborear con algún cóctel (por cierto, la carta de cócteles es quizá la más bonita que haya visto nunca).

Con el paso del tiempo, la música que pincha el Dj va cogiendo fuerza, ritmo, y algunos de los comensales empiezan a levantarse a bailar. Pero es al filo de la medianoche cuando llega el gran momento: los camareros comienzan a recoger butacas y mesas, reparten enormes cubiteras y vasos y empieza una performance maravillosa, con sensuales bailarinas comenzando a atraer las miradas de los presentes y un ambiente que traspasa el de cualquier discoteca ‘normal’. Aquí todo es puro magnetismo, felicidad, lujuria y pasión a partes iguales. Hombres y mujeres riendo, bailando, bebiendo Dom Pérignon o mágnum de Belvedere, mirándose unos a otros y disfrutando de una de las noches más especiales de España.

club privado motel particulier marbrella
Motel Particulier

No obstante, por este lugar pasan a lo largo del año algunos rostros muy muy conocidos, que ya sabemos todos lo que significa Marbella para la jet set nacional o internacional. Empresarios, cantantes, actores, futbolistas... (por ejemplo, el delantero noruego del Manchester City Erling Haaland, que tiene casa en la ciudad, ya es miembro del club). En ocasiones, incluso, en función de la relevancia pública del socio, se limita el uso de los teléfonos móviles dentro de la sala, para mantener la privacidad y exclusividad necesarias y demandadas por esos miembros vip.

Todo esto es el club privado Motel Particulier. Y nosotros estuvimos allí. Aunque no vimos a Haaland.