El clímax profesional de Paloma García-Pelayo

Cine 54
·5 min de lectura

A sus 58 años, Paloma García-Pelayo inició su carrera en los medios hace casi cuatro décadas aunque es en la actualidad cuando está presenciando su clímax profesional gracias a Telecinco. Y es que, a pesar de llevar varias décadas siendo uno de los rostros reconocibles de la televisión, ha conseguido primero con Cantora: la herencia envenenada y después con Rocío. Contar la verdad para seguir viva, hacerse un hueco grande en el prime time de la cadena de Fuencarral.

La periodista madrileña ha eclipsado a otros colaboradores y además con un discurso muy moderado, argumentado, periodístico y nada amarillo. Todo un soplo de aire fresco en Mediaset para abordar temas de los serios.

©Gtres (autor GDG)
©Gtres (autor GDG)

Si bien en el estreno de Rocío. Contar la verdad para seguir viva la invitada Ana Pardo de Vera se robó todas las miradas, hay otra mujer que ha sido muy alabada y que además participa en la segunda entrega dominical del documental que, esta vez, es presentado por Carlota Corredera. Y esta profesional no es otra que Paloma García-Pelayo, colaboradora de programas especializada en crónica social que está disfrutando del momento de mayor intensidad de su carrera mediática.

Esta periodista madrileña nacida en 1963 arrancó su carrera profesional a los 21 años trabajando como reportera gráfica en el Diario ABC. Si bien la también escritora forjó su carrera profesional sobre medios de comunicación escritos como Paris Match (1987), Cambio 16 (1988) y Marie Claire (1988), en 1995 fundó la Agencia de noticias Korpa Televisión junto a su entonces cuñada, la también periodista del corazón Ángela Portero.

Desde finales de la década de los noventa ha sido un rostro habitual en televisión, colaborando en numerosos programas de Telecinco como comentarista de actualidad como Día a Día, El programa de Ana Rosa, Salsa rosa, TNT, La noria, Enemigos íntimos o Sábado Deluxe. Ahora bien, a pesar de su influencia en la pequeña pantalla durante varias décadas, es ahora cuando está cobrando un protagonismo especial gracias a los especiales de Telecinco sobre dos de las familias más mediáticas de nuestro país.

El pasado mes de noviembre la cadena de Fuencarral se sacó de la manga Cantora: La herencia envenenada, un especial presentado por Jorge Javier Vázquez que en su primera entrega con Kiko Rivera en plató arrasó en audiencia con un 31,5% de share. El hijo de Isabel Pantoja consiguió reunir frente a sus pantallas a casi cuatro millones de espectadores que escucharon atentamente cómo el joven DJ desenmascaraba las supuestas mentiras de su madre con respecto al dinero que legó Paquirri.

A esta épica entrevista, que dejó a los espectadores pegados al asiento y sin apenas pestañear durante varias horas, le seguirían otras intervenciones de Teresa Rivera, la hermana del torero, y Sylvia Pantoja, la prima de la tonadillera y actual concursante de Supervivientes 2021. Pues bien, en este especial que posteriormente derivó en un enfrentamiento mediático entre Isabel Pantoja y su hijo Kiko Rivera (quienes han roto su relación y se lanzan ataques a través de las revistas y medios de comunicación), Paloma García-Pelayo consiguió un protagonismo único que definitivamente le ha coronado como una de las colaboradoras estrella de la cadena tras el estreno de Rocío. Contar la verdad para seguir viva.

Y es que la directora de Look, la sección de crónica social del periódico digital Okdiario, está teniendo un papel fundamental en el análisis de la serie documental protagonizada por Rocío Carrasco. El estreno de este montaje biográfico producido por La Fábrica de la Tele anotó un 33,2% de cuota de pantalla, reuniendo a 3.754 000 espectadores que descubrieron el presunto infierno que ha vivido la hija de Rocío Jurado al lado de su expareja Antonio David Flores.

Además de contar con el testimonio grabado de Rocío Carrasco, Telecinco añade contexto con un debate que se emite antes y después de cada episodio y que es precisamente el trabajo con el que Paloma García-Pelayo se ha metido al público en el bolsillo. Así, tras el lanzamiento de los capítulos 0 y 1 la periodista comentó el contenido junto a algunos de los colaboradores más conocidos de la cadena como Belén Esteban, Lydia Lozano y Belén Rodríguez. Ya en esta primera puesta en escena la periodista destacó por su capacidad de análisis desde la neutralidad y su coherencia en el discurso, siempre argumentado con un lenguaje muy básico para que sea comprendido por la audiencia fácilmente.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Antonio David es una persona que llega mucho, es muy cercano, es listo, es muy simpático y es embaucador. Es un tío con cierto atractivo además”, compartió con los espectadores el pasado domingo antes de narrar un duro episodio que ella misma dice haber vivido con el tertuliano. “Empezó esta nueva etapa, en la que él viene más a televisión, y tuve un encontronazo en los pasillos. Hay un compañero que está de testigo y se dirigió a mí de muy mala manera. En un tono muy feo, con agresividad verbal y yo no estoy acostumbrada a esas cosas”, admitió la periodista en directo.

Si bien hay quien también conoce a Paloma García-Pelayo por la publicación de las obras ¿Tú serás mi reina? (un trabajo que ilustra la evolución del noviazgo entre Felipe VI y Letizia Ortiz) y Leonor, la princesa inesperada, lo cierto es que son las últimas intervenciones televisivas de la comunicadora las que han elevado su fama a otro nivel con internautas aplaudiendo a raudales su profesionalidad y la credibilidad intachable que transmite.

En definitiva, con su trabajo en Rocío. Contar la verdad para seguir viva Paloma García-Pelayo se ha postulado como una de las grandes profesionales del corazón en nuestro país. Una periodista con un discurso sólido, que siempre procura hacer declaraciones acertadas manifestando una extraordinaria sensatez cada vez que abre la boca.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Gtres (autor GDG)