Las claves para rejuvenecer con gimnasia facial

Por Esperanza Jiménez
Photo credit: Lancôme

From Diez Minutos

Mantener en forma la musculatura facial (entre rostro y cuello tenemos un total de 59 músculos) activa la circulación sanguínea, incrementa el oxígeno que necesitan las células y mantiene la firmeza de la piel.

Según los expertos de Lancôme podemos conseguirlo con masajes cuando nos aplicamos las cremas y mediante estos cinco ejercicios de gimnasia facial. Toma nota:

Para reforzar y definir los pómulos

Apoyamos los dedos índice y corazón bajo los pómulos mientras presionamos y levantamos ligeramente. Mantenemos la elevación durante 7 segundos y repetimos el gesto desplazando los dedos y siguiendo el recorrido del hueso que sostiene las mejillas hasta que lleguemos a las sienes.

Photo credit: Lancôme

Para suavizar las líneas finas alrededor de la boca

O lo que es lo mismo, el llamado código de barras y los pliegues nasolabiales: recorremos con la lengua la parte interior de los labios tres veces. Repetimos la misma operación en la dirección contraria.

Para abrir la mirada

Colocamos las palmas de las manos en las sienes y presionamos hacia atrás para estirar el área de los ojos. Para amplificar el efecto de elevación, lo haremos con los ojos cerrados durante 10 segundos. Soltamos y abrimos los ojos. Repetimos este mismo ejercicio tres veces.

Photo credit: Lancôme

Para fortalecer los músculos que rodean los ojos

Abrimos los ojos todo lo que podamos sin arrugar la frente. Nos concentramos en un punto que esté delante de nosotros, hacemos cuatro respiraciones profundas y terminamos cerrando los ojos.

Para mejorar la firmeza del óvalo facial

Presionamos durante 10 segundos con los nudillos en el centro de la barbilla y repetimos tres veces.

Photo credit: Lancôme

¿Cómo me aplico las cremas?

Una correcta aplicación aumenta la eficacia de los tratamientos de belleza. Para empezar tienes que ser constante. Si lo empiezas, termínalo. Y aplícatelo siempre con el rostro bien limpio, de lo contrario no actúa igual. Lo ideal es que sigas las instrucciones del fabricante que suele recomendar poner la cantidad exacta de producto en la mano y repartir por frente, mejillas, barbilla y hasta el cuello. Luego, aplicar masajeando de abajo a arriba y de dentro hacia afuera.



Aplícala con masaje. Hazlo con las palmas de las manos y finalízalo cerca de los puntos de drenaje linfático.





De dentro hacia fuera. Desde el entrecejo hacia la cola de la ceja, de la nariz hacia las sienes, desde la barbilla hasta las orejas y sin olvidar cuello y escote.

De abajo a arriba. Los deslizamientos de las manos deben ser ascendentes porque si masajeamos hacia abajo favorecemos la flacidez.


Las cremas que te ayudan

Sérum con pre y probióticos para una piel más joven.

Crema reafirmante.

Redensifica e ilumina la piel.

Reafirmante.

Contorno de ojos con vitamina C, reduce hinchazón e ilumina.