Claves para adoptar la decoración de estilo industrial en casa

·3 min de lectura
Photo credit: Albert Vecerka/Esto
Photo credit: Albert Vecerka/Esto

El estilo de decoración industrial nunca pasará de moda. Aunque se puso de moda sobre todo en los años 90, este tipo de estilo está inspirado en el Nueva York de los años 50 cuando muchos obreros tuvieron que mudarse a espacios anteriormente dedicados a almacenes o fábricas. Esto hizo que sus casas comenzaran a tener los rasgos de estos espacios industriales: techos altos, acabados en bruto, instalaciones a la vista... No era algo pretendido, pero comenzó a perfilar lo que ahora conocemos como estilo industrial. Así, el origen de este estilo se encuentra en las naves y almacenes que servían de vivienda para estas personas.

Los años 80 contribuyeron a que un estilo como el industrial se sofisticara y comenzara a ser adoptado por jóvenes artistas y en los años 90 se hizo extremadamente popular. Tanto que sigue estando a la vanguardia en las tendencias de diseño de interiores.

Te dejamos las claves para recrear en tu casa estos espacios de filosofía vanguardista y moderna. Es más sencillo de lo que parece.

Los espacios abiertos

Al haber nacido de espacios dedicados a fábricas o almacenes, las primeras casas de estilo industrial no contaban con separación de las estancias. Por eso, los espacios abiertos son clave para conseguir este tipo de decoración. ¿Lo ideal? Aplicar una decoración de tipo industrial en apartamentos tipo loft o en aquellos que tienen superficies diáfanas. si no cuentas con un loft, puedes tratar de emularlos con grandes ventanales sin cortinas, simulando las fábricas, elementos a tener también en cuenta.

Photo credit: Robbs Hammel
Photo credit: Robbs Hammel

Todo a la vista

Recuerda esta norma: vigas, cañerías y ladrillos siempre deben ser visibles. Al venir de espacios no dedicados a viviendas, los primeros pisos de tipo industrial no eran demasiado refinados. Por eso, los techos altos con las vigas al aire y las cañerías sobresaliendo de la pared son los elementos más característicos de este tipo de espacios. ¿La estrella? Las paredes de ladrillo visto que puedes combinar en diferentes espacios de la casa y pintar en diferentes colores. Nuestro favorito es cuando se incorpora en espacios como el baño o la cocina.

Photo credit: Pablo Sarabia
Photo credit: Pablo Sarabia

Color, en su justa medida

Recuerda que este tipo de espacios no se caracterizan por un uso demasiado intenso del color. La paleta de colores empleados en este este estilo es blanco, negro, marrón, azul y beige. Los tonos oscuros, tierra y blanco como base y los demás en los elementos decorativos.

Photo credit: Katherine Lu
Photo credit: Katherine Lu

Oda al minimalismo

La decoración en este tipo de estilos es de carácter minimalista, las grandes ostentaciones no encajan con el diseño industrial. Priman las piezas antiguas o inspiradas en ellas, por eso tener siempre un elemento decorativo retro o vintage afianza este tipo de decoración. Recuerda, eso sí, que no es lo mismo un elemento retro que uno vintage.

Photo credit: Oliver A.I.
Photo credit: Oliver A.I.

La importancia de los materiales

En cuanto a materiales utilizados, los predominantes son la madera, el hierro y el acero. Por lo que se puede comprobar es un estilo de lo más natural, los elementos fríos como el hierro y el acero se combinan con los más cálidos hechos en madera.

Photo credit: Hervé Goluza
Photo credit: Hervé Goluza

Estas son las pautas que debes tener en cuenta a la hora de crear tu ambiente de estilo industrial, ¿te animas?