Claudia Rodríguez hereda el mayor tesoro de Manolo Santana

·3 min de lectura
Manolo Santana and Claudia Rodriguez attend
Claudia es administradora única del club y su hijo el apoderado (Photo by Carlos R. Alvarez/WireImage)

Marbella ha sido el refugio vital de Manolo Santana durante más de 30 años. El deportista se instaló en esta localidad costera y llegó para quedarse. Manolo ha vivido en Marbella tres amores -y desamores- en Marbella pero, sin duda, su mayor logro ha sido su Club de Tenis.

El Club es la joya de la corona, al menos a nivel emocional, que Manolo ha legado y, tras su fallecimiento, la heredera de las codiciadas instalaciones deportivas no es otra que la colombiana Claudia Rodríguez, última mujer del tenista.

Bajo el mandato de Jesús Gil, Manolo consiguió una concesión municipal para su club en una zona privilegiada y alzó su imperio con unas instalaciones y un ambiente que atraían a los costasoleños y a aficionados y deportistas de otras localidades.

La sociedad que gestiona el club es Racquets Club Marbella SL, que está fundada en 2010 siendo, a día de hoy, Claudia -viuda de Santana- la administradora única de dicha empresa según recoge ‘El Español’.

Sin embargo tiempo atrás, en el momento en que Manolo la fundó, la administradora única era su hija Beatriz Santana y, según los informadores del citado medio: “Bea también fue apartada del negocio. Claudia ya se encargó de quedarse en buena situación, cuando metió a su hijo y a su hermana en el club, donde les puso un sueldo desorbitado”.

Además de estar presente la colombiana como administradora, su hijo Christian también figura como apoderado y miembro del staff de Club, sin embargo cuando Manolo fundó la sociedad, el apoderado era su hijo, Manuel Santana Martínez que hoy en día, no aparece ni por asomo en dicho cargo empresarial.

MARBELLA, SPAIN - NOVEMBER 28:  Manolo Santana is seen at Manolo Santana Racket Club on November 28, 2011 in Marbella, Spain.  (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)
Manolo dedicó su vida a su club de tenis en Marbella (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)

El digital no duda en reproducir el testimonio de fuentes cercanas al entorno del tenista que aseguran que “Claudia se coló en la vida de Manolo de un modo muy sibilino” y prosigue explicando que: “Claudia llegó con una mano detrás de otra al club, pidiéndole ayuda a Otti (pareja de Santana en aquel entonces) y una vez dentro se encargó de ir situándose. Por aquella época Manolo iba a ir con Otti a Argentina, a uno de los torneos más importantes y canceló el viaje con su esposa (ya le habíamos sacado los billetes) argumentando todo tipo de excusas. Porque con quien se iba de tapadillo era con Claudia, que ya le había conquistado con argumentos lastimeros y miserables.”, sentencia.

Manolo ha vivido sus últimos días en su amado club pero el lugar ya no es lo que era en los años 90. Cuando el tenista se separo de Otti Grazielus el prestigio fue decayendo y algunos clientes se han dado de baja porque encuentran que hay ‘dejadez en las instalaciones’ y que el lugar está en estado de abandono según el periódico mencionado.

En el mismo medio se desliza que cuando Claudia se tornó esposa de Manolo prohibió que se hablara de Otti o de sus hijos e hizo retirar todas las fotos y recuerdos de ellos que había en el club. El trabajador que contó esto a la prensa también afirma que cuando le decía a Manolo que Claudia estaba arruinando el club, “él bajaba la cabeza.”

Sea cierto o no que el nivel de agrado de los clientes respecto al club ha bajado, la única realidad tangible es que Claudia Rodríguez y su hijo están al mano de dicho lugar que tantas penas y alegrías ocasionó a Manolo Santana durante tres largas décadas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente