Para Claudia Piñeiro el odio se combate con "pensamiento crítico"

·4 min de lectura

Rosario (Argentina), 17 sep (EFE).- El odio es más fácil de transmitir con una “simple frase o tuit” y es la lectura la que ayuda a reflexionar sobre la violencia, según explica a Efe la escritora argentina Claudia Piñeiro, presente en la Feria del Libro de Rosario, que se clausura este domingo.

“Tengo todas las redes sociales y me divirtió muchísimo, hasta que se puso muy agresivo. La sensación que te deja es que hay gente agazapada esperando que digas algo para salir a morderte”, indica Piñeiro en una entrevista con Efe en el certamen rosarino.

La autora del policial “Tuya”, en donde retrata la clásica vida familiar de la clase media argentina, continuará la historia de su protagonista, Inés Pereyra, en “El tiempo de las moscas”, que espera su lanzamiento para octubre.

Además de dar un acalorado discurso de apertura donde denunció la violencia y el “ecocidio” que vive Rosario y el resto del país suramericano, la novelista deposita su optimismo en la Feria.

“Necesitamos ciudadanos con pensamiento crítico, que no se genera con un eslogan o un tuit por seguir a alguien que a vos te cae bien. Se hace con mucha lectura y meditación personal, espero que a la Feria del Libro le vaya muy bien porque debemos volver a introducir a la gente a un pensamiento más elaborado”, reflexiona Piñeiro.

La escritora resalta que “la ciudad tiene muchos escritores, talleres literarios, festivales de poesías y se maneja con cultura propia" y expresa su deseo de que en Argentina "se armen polos de atracción" cultural.

MACHISMO VIRTUAL

Al igual que el mencionado personaje, Piñeiro ha tenido que soportar el machismo social que se cocina en las plataformas virtuales diariamente, aunque el problema llega cuando esa violencia se traslada a la realidad.

“Sí, se traslada. Desde el movimiento feminista hace bastante que venimos advirtiéndolo y nadie nos escuchaba hasta que explotó en la política del peor modo. Lo que pasó con la vicepresidenta (Cristina Fernández) fue algo terrible”, subraya la escritora respecto al intento de magnicidio perpetrado el 1 de septiembre.

En las redes, la autora ha recibido amenazas con imágenes de “Falcons verdes” (vehículos que utilizaba el Ejército para secuestrar personas durante la última dictadura militar) e incluso fotos de mujeres ultrajadas con la frase “te va a pasar lo mismo”, un odio contra ella que nace a partir de su identificación con el feminismo.

“Si hay una definición de lo que son los discursos de odio, son los discursos que atacan a una minoría. Cansa denunciar esto y hasta que no explota nadie te escucha”, remarca Piñeiro.

FICCIÓN Y VIOLENCIA

A pesar de sufrir la violencia machista -como el resto de las mujeres-, la novelista no deja que la coyuntura social influya en su escritura.

“Nunca escribo ficción a partir de un tema. Mi camino es al revés: escribo una historia que transcurre en este momento con personajes actuales, y a lo mejor algo de todo eso ocurre, pero arrastrado por la historia que quiero contar”, indica.

La autora de "Catedrales", novela negra por la que ganó el premio Dashiell Hammet, comenta que "esos temas se van permeando porque están en la calle y en lo que vivimos, no hay que buscar una forma de integrarlos porque es irremediable y le puede pasar a cualquier personaje”.

Piñeiro, quién también fue una de las guionistas de la serie política de suspense “El Reino”, debió afrontar reacciones por parte de la Alianza Cristiana de las Iglesias Evangélicas de Argentina (Aciera), que la acusó de adoctrinamiento ideológico y fascista y de ser la “serpiente que llevó la manzana podrida a Netflix”.

“A pesar de ser una ficción, hay gente dentro de la iglesia evangélica que les molestó que ese pastor fuera como era. Ese personaje no representa a todos los evangélicos, representa a ‘un’ pastor con una familia en una situación muy verosímil”, aclara la escritora.

La “crítica” de Aciera fue vertida en un comunicado que apuntaba casi exclusivamente contra ella, resaltando su militancia a favor del aborto, pese a que el trabajo de guion fue junto al director de cine Marcelo Piñeyro.

“Me violentó muchísimo el comunicado de Aciera, una asociación muy poderosa, diciendo que sos la ‘serpiente’ que llevó la manzana podrida a Netflix y todos los que trabajan en ‘El Reino’ fueron convencidos por esta ‘serpiente’”, resume.

De todas maneras, Piñeiro considera necesario mantener la libre expresión, aunque no te guste lo que se dice o sea una “aberración” y “el límite está en si lo dicho es o no un delito”.

Augusto Morel

(c) Agencia EFE