Clara Lago, una rica influencer en la serie "Limbo": "Nunca he sido más cool"

·3 min de lectura

Madrid, 12 sep (EFE).- La actriz española Clara Lago (Madrid, 1990) vuelve a adoptar acento argentino en "Limbo", una nueva serie de Disney+ en la que, teñida de rubio platino, da vida a una 'influencer' millonaria, fiestera y provocadora llamada Sou: "Nunca he sido más 'cool' que interpretando a Sou", asegura a Efe.

Creada por Mariano Cohn y Gaston Duprat, directores de filmes como "El ciudadano ilustre" (2016) o "Competencia oficial" (2021), la serie causó sensación en su presentación en el festival Canneseries hace casi un año y ahora, el próximo 28 de septiembre, llega por fin a Disney+ y ya tiene garantizada una segunda temporada.

Es la tercera vez que Clara Lago rueda en Argentina y con acento porteño -aunque en este caso es una versión más personal- después de "Al final del túnel" (2016), junto a Leonardo Sbaraglia y "El cuento de las comadrejas" (2019) del oscarizado Juan José Campanella.

"Parece que es una relación que se va consolidando", confirma en una entrevista telemática desde Buenos Aires, "yo me siento muy cómoda rodando aquí, Buenos Aires me recuerda mucho a Madrid y como paso largas temporadas ya tengo amigos, es como mi segunda casa".

Esa relación comenzó después de que Lago protagonizara el mayor éxito de taquilla de la historia del cine español, la comedia "8 apellidos vascos" (2014) y su secuela "8 apellidos catalanes" (2015), junto a Dani Rovira.

La trama de "Limbo", dividida en diez episodios, arranca cuando Sofía, llamada Sou, tiene que dejar Madrid, donde lleva años instalada llevando una vida frívola y a todo tren, para regresar a Buenos Aires por la muerte de su padre y enfrentarse a su legado, que incluye el negocio familiar y la rivalidad con sus dos hermanos, interpretados por Mike Amigorena y Esteban Pérez.

A Lago enseguida le cautivó ese personaje femenino que partía de un lugar completamente ajeno a sí misma e incluso antipático. "Es un personaje que, de entrada, no resulta cercano, ni por cómo se ha criado, ni su estilo de vida, ni su actitud ante la vida", señala.

"Es frívola, superficial y caprichosa, pero poco a poco va quitándose capas y descubriéndose a si misma a la vez que redescubre a su padre", desvela. "Al final todos somos humanos y hay cosas que el dinero no puede comprar ni evitar".

La crítica ha colocado "Limbo" en un lugar entre "Succession" y "Euphoria", referentes que la actriz de "Ocho apellidos vascos" (2014) -la película española más taquillera de la historia- admite que han tenido presentes.

"'Succession' por la trama, las esferas de las familias de poder y adineradas y cómo se entremezclan temas empresariales con familiares, mientras que 'Euphoria' era más un referente estético, en la manera de contar (una voz en off subjetiva de la protagonista), la iluminación...".

Clara Lago dice no sentirse "para nada identificada" con ese personaje que también sabe divertirse y ser la reina de las fiestas. "Es muy divertida, tiene una libertad que ojalá yo me diera, al margen de ese punto de soberbia y egoísmo que visto desde fuera... pues no es manera de ir por la vida, pero a la hora de interpretar ha sido muy divertido", reconoce.

Tampoco comparte con Sou la adicción a las redes sociales. "No estoy todo el día en Instagram, pero porque muchas veces se me olvida, a veces me gustaría subir más contenido porque sé que hay gente que me sigue y que tengo una red genuina de apoyo, pero no sé qué subir o si le va a importar a alguien, me da pudor, es un poco marciano".

Donde es más activa es compartiendo su trabajo como actriz o como promotora de la Fundación Ochotumbao, una iniciativa solidaria relacionada con el medio ambiente y los animales que comparte con el actor Dani Rovira, su expareja y compañero de reparto en "Ocho apellidos vascos".

Magdalena Tsanis

(c) Agencia EFE