Clara Galle ya tiene escrito su nombre en la historia del streaming con letras de oro

·7 min de lectura

A través de mi ventana, la nueva película de romance adolescente español, está arrasando en Netflix. La cinta se estrenó el pasado viernes 4 de febrero y ya ocupa el puesto número 2 del top 10 de los títulos más populares en España solo por detrás de la telenovela Café con aroma de mujer. Y si bien lo que más me llama la atención de primeras de esta producción es el mensaje de relaciones tóxicas inherente en sus escenas, he de decir que también me asombra el papel de Clara Galle.

Esta joven actriz, que está en boca de todos, es quien verdaderamente se roba todas las miradas y tengo la corazonada de que se va a convertir en la “niña bonita” del streaming.

©Michael Oats/Netflix
©Michael Oats/Netflix

A Clara Galle no le ha hecho falta gran experiencia en la industria para erigirse como la obsesión del momento. Esta actriz y modelo nacida en Pamplona 15 de abril de 2002 se ha establecido como la nueva estrella del cine y la televisión en nuestro país. Y es que apenas un título basta para oler su talento delante de los focos y sentenciar que es una de las grandes promesas de la actuación.

Si bien Clara Huete Sánchez, que así es como realmente se llama esta joven de 19 años, estudia Historia del arte en la Universidad Complutense de Madrid, ha pegado tan fuerte en la industria del entretenimiento que su futuro ya se vislumbra de lo más halagüeño. Al menos si continúa por el mundo de la interpretación que tanto le interesa desde adolescente. Y es que la protagonista de A través de mi ventana cursó bachillerato de artes escénicas en el Instituto Plaza de la Cruz de Pamplona y recibió clases de danza contemporánea y urbana.

En realidad, Clara Galle debutó en abril de 2019 con un anuncio para una campaña navideña de Tous que protagonizaba Emma Roberts. Su rostro angelical le sirvió también para hacer sus pinitos en campañas de turismo de Andorra y hasta en un spot de Fanta. Asimismo, en 2021 destacó en el videoclip Tacones rojos de Sebastián Yatra que supera las 80 millones de reproducciones en YouTube.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguar para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Ahora bien, el desembarco en el streaming de Clara Galle es el que principalmente ha marcado el salto en su trayectoria profesional. Muchos espectadores hemos descubierto a la joven como protagonista de A través de mi ventana, la película dirigida por Marçal Forés que adapta la novela homónima de la escritora Ariana Godoy que originalmente se publicó en la plataforma de lectura en línea Wattpad. En la cinta, la de Pamplona se mete en la piel de Raquel Mendoza, una chica que se siente profundamente atraída por su vecino Ares Hidalgo (Julio Peña) a quien acosa desde las sombras y sigue a través de su ventana.

Claro que la atracción por Ares se convierte en algo más cuando el enigmático chico descubre su existencia y empieza a enamorarse de Raquel, pese a la reticencia inicial de su poderosa familia. Así, en A través de mi ventana, Clara Galle encarna a una joven que está dispuesta a impresionar y enamorar a su vecino sea como sea.

Además de protagonizar esta película, que en apenas unos días se ha coronado como todo un fenómeno, Clara Galle es una de las protagonistas de la segunda temporada de El internado: Las Cumbres. Se trata del reboot de la serie de Antena 3 El internado disponible en Amazon Prime Video. Un fichaje muy significativo porque pone de manifiesto que esta joven actriz apunta como reclamo del streaming. Y no solo porque se haya puesto el uniforme azul o porque puedan requerirla como protagonista de la posible continuación de la trilogía de Netflix con la adaptación de las novelas A través de ti y A través de la lluvia. Hay algo más y es su poder de enganche.

©Michael Oats/Netflix
©Michael Oats/Netflix

Bajo mi punto de vista el debut cinematográfico de Clara Galle es asombroso, seduce con su interpretación, pero creo que también ha ayudado enormemente la promoción que ha hecho Netflix tanto de la película como de sus protagonistas.

En las últimas semanas, han participado en multitud de entrevistas (el 25 de enero la joven hasta visitó El Hormiguero) y eventos. Sin ir más lejos, el pasado 2 de febrero, dos días antes del estreno oficial de la cinta en la plataforma de Reed Hastings, se celebró una premiere en los Cines Callao con la actriz desplegando su magnetismo en el photocall y acaparando todos los flashes.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Que su presencia cause tanto furor me lleva a pensar que, aunque apenas ha salido del cascarón interpretativamente hablando, es el claro ejemplo de una actriz que con 19 años tiene todo para desarrollar una prometedora carrera en el streaming sin necesidad de destacar previamente en la televisión en abierto. En este sentido, rompe los moldes porque me acuerdo de otras estrellas como Úrsula Corberó, que extendió su talento a nivel nacional cuando era una adolescente con la serie de Antena 3 Física o química y que, actualmente, se ha erigido como una de las intérpretes más demandadas por las plataformas. No hay más que comprobar la influencia que ha ganado mundialmente con su papel de Tokyo en La casa de papel cuya última temporada está disponible en Netflix desde el pasado mes de diciembre.

Y Úrsula Corberó no es la única que arrancó su carrera interpretativa antes del apogeo del streaming. También me viene a la memoria Miguel Ángel Silvestre que se ganó nuestro cariño con su personaje El duque en la serie de Telecinco Sin tetas no hay paraíso (2008–2009). Más de una década después, el actor de 39 años arrasa con sus trabajos en las plataformas de pago. Algunos ejemplos son su papel como parte del elenco principal de la serie de Netflix Sense8 (2015-2018), su rol protagonista como Pablo Ibar en la serie de Movistar+ En el corredor de la muerte (2019) o su participación en la serie de HBO 30 monedas (2020). Algo parecido también le ha pasado a Álvaro Morte quien tras participar en las series de Antena 3 Amar es para siempre (2014) y El secreto de Puente Viejo (2014-2017) pegó el pelotazo con La casa de papel y ahora se le rifan los diferentes catálogos, como el de Movistar+ que le seleccionó como protagonista de El embarcadero (2019).

Por eso, el caso de Clara Galle me parece tan significativo dado que la joven ha desembarcado en el momento de mayor auge y competencia entre plataformas, ganándose a pulso un hueco en los nuevos proyectos del pago. Y es que la protagonista de A través de mi ventana, además de erigirse como la musa de Sebastián Yatra (cantante con el que mantiene una excelente relación tras grabar un videoclip), se ha posicionado como una actriz que apunta alto

©Michael Oats/Netflix
©Michael Oats/Netflix

En otras palabras, Clara Galle ha venido para quedarse y los números lo demuestran. Porque más allá de tener madera como actriz, lo más revelador es que su actuación en A través de mi ventana ha desatado su popularidad.

Como apuntan en Sensacine, su número de followers se ha disparado hasta el cielo hasta el punto de que cosecha 100.000 nuevos seguidores cada 20 minutos. Es una barbaridad que, desde luego, pone de manifiesto cómo la actriz, que por cierto sale con su compañero de profesión Albert Salazar, se ha instituido como un ídolo de masas.

A la hora de escribir este artículo Clara Galle, cuya voz recuerda a la de la cantante Aitana, acumula 2 millones de seguidores en su cuenta personal de Instagram. Una cifra que viene a demostrar que la actriz ha pasado del anonimato a la fama absoluta por protagonizar uno de los estrenos más esperados de Netflix para este mes de febrero. Al fin y al cabo, la joven debuta con un proyecto que ya contaba con el propio fandom juvenil de la novela de Wattpad.

A pesar de que la reina indiscutible de este efecto Netflix sigue siendo la actriz de Élite Ester Expósito (acumula más de 28 millones de seguidores en su perfil de Instagram), no cabe duda de que Clara Galle apunta maneras. De ahí que haga esta reflexión tan positiva de cara a su futuro. Porque la joven ya tiene escrito su nombre en la historia del streaming con letras de oro. No solo porque su carrera como intérprete se antoja meteórica, también porque se ha convertido en un referente de la moda y en una novedosa it girl de la generación Z.

Y es que su notoriedad de la noche a la mañana es bestial, ha crecido como la espuma y con apenas 19 años ha logrado que sus seguidores en las redes sociales aumenten en cientos de miles tras el estreno de A través de mi ventana.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente