Clara Courel: "No le presto mi ropa ni a mi familia. ¡Que se la compren!"

·6 min de lectura
Photo credit: Ana Ruiz
Photo credit: Ana Ruiz

Clara Courel lleva trabajando desde los 23 años y es una de las periodistas de moda más populares de nuestro país. Ahora, la periodista y estilista se ha convertido en una de las protagonistas del reality de 'lujo' de Netflix, 'First Class', que está cosechando tanto éxito que no descartan hacer una segunda temporada. Pero Clara tiene claro que no le interesa el lujo exterior. Se considera un bicho raro y la persona que más la comprende es su pareja, Hugo Portuondo.

¿Cómo nace este reality?
Por una idea de Marta Torné, que empieza a escribir y busca a una pandilla de amigos. Aunque tengo que reconocer que yo no conocía a todos y solo iba a aparecer en un capítulo y me quedé en los seis.

¿Ha habido piques entre vosotros?
No, porque nos queremos mucho. Lo que pretende esta serie es mostrar a un grupo de gente que queremos disfrutar de la vida. Es un homenaje a la buena vida y a la amistad.

Pero sí podéis dar una imagen de una panda de pijos que no dais palo al agua.
Todos trabajamos. En mi caso, llevo trabajando desde los 23 años que comencé con Ana Rosa Quintana en Antena 3. Nunca he dejado de trabajar.

Photo credit: Ana Ruiz
Photo credit: Ana Ruiz

Tienes una amplia carrera profesional, ¿podrías haber sido una mujer florero?
Alguna vez he tenido la oportunidad. Yo siempre quise estudiar y valerme por mí misma. Es para lo que me educaron mis padres. De hecho, tengo dos carreras: Periodismo e Historia del Arte. Yo quería ser independiente, y lo he conseguido. Sí es verdad que los primeros novios que tuve me propusieron casarme y me podrían haber mantenido toda la vida, sin la necesidad de trabajar. Pero creo que no me hubieran durado mucho esos matrimonios. Esa vida no es para mí.

¿Se puede vivir del lujo? ¿Eres una adicta al lujo?
Para nada. Para mí el lujo es tener una casa agradable para vivir, tener al lado a una persona con quien puedas tener una conversación, saber que te quieren y tú querer. A mí el lujo exterior no me interesa nada.

Llevas muchos años en el mundo de la moda, ¿ha cambiado mucho?
Muchísimo. Yo creo que he tenido la suerte de haber vivido la mejor época del mundo de la moda, cuando estaban los grandes maestros en activo. He tenido la suerte de entrevistar a los padres de la moda contemporánea, como Armani. Lo que hay ahora es muy interesante, porque hay diseñadores jóvenes que aportan otros conceptos.

De todos esos grandes, ¿cuál te impresionó mas?
Igual Yves Saint Laurent, al que pude entrevistar cinco minutos. Me acuerdo que me emocioné y casi me pongo a llorar. Y me acuerdo que entrevisté a Karl Lagerfeld y me disculpé porque le tenía que hacer las preguntas en inglés, ya que no sé francés y me contestó: "Me da igual lo que me preguntes, porque te voy a contestar en alemán". A la cuarta pregunta se levantó y se fue. A mí me han pasado cosas muy raras, porque tuve que hacer una entrevista en una habitación de un hotel casi a oscuras a Alexander McQueen.

Tú también eres un poquito rarita.
Yo me considero un bicho raro. Desde pequeña he sido una persona diferente. A mí me gusta la gente especial, como mi pareja, Hugo Portuondo.

¿Nunca te ha dado miedo pasar de periodista a personaje?
Yo tengo muy claro que soy Clara Courel. Yo en el fondo me creo que estoy en una película todo el tiempo, porque me pasan cosas maravillosas. Y me relaciono con todo el mundo. Mi suegro dice: "Hay que portarse igual con un príncipe que con un mendigo".

¿Echas de menos tu etapa de periodista cuando trabajabas en revistas como ELLE?
No, porque soy un alma libre. Yo he ido dando pasos para ir creciendo como periodista de moda y me ha ayudado a crear mi propia agencia de comunicación, donde trabajo para posicionar a marcas y apoyar a la moda española descubriendo a nuevos talentos.

¿Te dan miedo las críticas?
Según qué críticas. Igual de mis colegas de profesión, me pueden alterar un poco. Aunque mis compañeros me querían mucho.

Pero sí hay envidias.
Eso sí. De hecho, a mí me han cerrado muchas puertas y me las siguen cerrando por las envidias.

¿Tu pareja te sirve de apoyo?
Sí, porque cuando se lo cuento, él le da la vuelta para que vea la realidad. Yo soy un poco ingenua y me duele cuando me pueden criticar.

En el reality te leen el futuro y la vidente ve una boda. Bueno, mejor dicho, dos.
Bueno, primero ve que me voy a casar con Hugo, que es lo que a mí me haría ilusión, pero dice que le dejo y me caso con un viudo de pelo blanco. Pero yo creo que no me iría con un señor mayor. Yo solo quiero estar con Hugo, que tiene 45 años.

Es más joven que tú.
Sí, nos llevamos siete años. Si lo dejara con Hugo, no volvería a tener pareja.

¿Es el único que te ha sabido aguantar?
Sí, y el único que me respeta por lo que soy y me deja hacer lo que quiero.

¿Cuesta pasar la barrera de los 50?
Cuando cumplí los 50 me dio un poco de bajón, ahora con 52 estoy muy feliz.

Desde pequeña te gusta el arte y la moda, ¿te has planteado ser diseñadora?
No lo descarto. Yo tengo mucho respetos por las profesiones, pero me encantaría tener mi propia marca. Y creo que lo haré.

¿Cómo es tu armario?
Es una habitación. Por ejemplo, tengo 238 pares de zapatos. Igual tengo un poco de obsesión por los zapatos. También hay una explicación: no puedo tirar nada porque todo me vale.

¿Prestas la ropa a tus amigas?
¡No! Yo no le presto mi ropa ni a mi familia. Mi ropa es parte de mí y me cuesta desprenderme. No se la presto ni para ir a una boda. ¡Que se la compren!

¿Cómo te ves dentro de veinte años?
Mayor. Me encantaría escribir mis memorias y seguir en el mundo de la moda. Y vivir en Lanzarote con Hugo.

¿No te ves con hijos?
Nunca voy a tener hijos y nunca he querido tenerlos. Yo siempre he querido ser hija, porque tengo un punto infantil.

¿Y si Hugo te lo pide?
Él no quiere tener hijos.

Ana Rosa te dio la primera oportunidad en la tele.
Realmente fue Rosa Villacastín, que ha sido mi maestra y me dio la oportunidad de ser reportera. Después trabajé con Ana Rosa y le estoy muy agradecida.

Texto: Daniel I. Carande. Fotos: Ana Ruiz. Ayudante de fotografía: Cristina Maar. Estilismo: Isabel Dorado. Maquillaje y peluquería: Yos Baute.