Claire Foy teme por su vida y la de su hija debido a un acosador

Claire Foy credit:Bang Showbiz
Claire Foy credit:Bang Showbiz

A lo largo del último año Claire Foy ha sido víctima de una campaña de acoso por parte de un hombre llamado Jason Penrose, que cree que ella estaba interesada en iniciar una relación romántica con él y aparecer en una película que él aseguraba estar preparando. La intérprete sufre de insomnio por culpa de la atención "no deseada y traumática" que él le ha dedicado e incluso ha pedido a sus amigos que no la etiqueten en ninguna fotografías en las redes sociales por miedo a que pueda utilizarlas para seguir sus movimientos en tiempo real.

Sus temores no son en absoluto infundados porque Penrose le llegó a enviar a su publicista más de 1.000 correos electrónicos muy explícitos entre el 19 de febrero de 2021 y el 7 de febrero de 2022, y el 17 de diciembre del año pasado se presentó en su casa de Londres y comenzó a tocar el timbre repetidamente.

Claire Foy se hizo con una pequeña victoria cuando a principios de este año consiguió que se emitiera una orden de protección provisional, pero Penrose le envió otra carta y un paquete desde el hospital donde estaba recibiendo tratamiento psiquiátrico, así que en julio se aprobó la orden de protección a favor de la actriz por un período de cinco años para protegerla frente a su acosador.

Este miércoles el hombre se declaró culpable de un cargo de acoso con el agravante de haber causado una angustia grave a su víctima, que conlleva una pena máxima de 10 años de cárcel, y admitió también el incumplimiento en dos ocasiones de la orden de protección en su contra. Sin embargo, sostiene que ya no tiene ningún interés en ponerse en contacto con Claire.

Por el momento se le ha concedido la libertad bajo fianza antes de la sentencia que se dictará el próximo 28 de noviembre en el Tribunal de la Corona de Wood Green, aunque ya se le ha advertido que podría enfrentarse a "una larga sentencia de prisión". En una carta dirigida al juez, Claire explicó que teme por su vida y por la de su hija pequeña debido a la obsesión que Jason Penrose ha desarrollado hacia ella, y no se siente a salvo ni en su propia casa.

"Cada vez que pienso que por fin se ha solucionado todo, resulta que no es así. Siento que no hay nada que le impida ponerse en contacto conmigo, ha afectado a todos los aspectos de mi vida", ha lamentado la actriz.