'La ciudad es nuestra': La deprimente y drogadicta historia real la nueva serie de HBO Max

·5 min de lectura
Photo credit: HBO
Photo credit: HBO

David Simon creó una de las series de televisión más aclamadas por la crítica de todos los tiempos con The Wire, y ahora, 20 años después, el escritor vuelve a Baltimore con una nueva historia de crimen y corrupción en esa ciudad.

Pero mientras que The Wire entrelazaba muchos aspectos diferentes de la sociedad -desde los traficantes de drogas en los proyectos hasta los políticos en el ayuntamiento- para exponer sus males y poner de relieve cómo todos ellos estaban interconectados en última instancia, La ciudad es nuestra se centra exclusivamente en una unidad policial de "élite", que pondría en evidencia incluso a los policías corruptos de Line of Duty.

Por desgracia, el duro argumento no es sólo obra de la activa imaginación de Simon y su coguionista George Pelecanos. La historia está adaptada a partir de una exposición real sobre las impactantes hazañas del Grupo de Trabajo de Rastreo de Armas del Departamento de Policía de Baltimore.

¿Es La ciudad es nuestra una historia real?

Photo credit: HBO
Photo credit: HBO

El libro que documentó todo el escándalo

El periodista Justin Fenton trabajaba como reportero en el periódico The Baltimore Sun -el mismo trabajo que tenía David Simon al principio de su carrera- y en 2017 trabajó para descubrir la historia de que los agentes habían estado dirigiendo esencialmente una red de chantaje desde el departamento. El caso constituyó la base del libro de Fenton de 2021, We Own This City: A True Story of Crime, Cops, and Corruption, y este libro es la base de la adaptación de Simon para la serie.

El Grupo Especial de Rastreo de Armas (GTTF) del Departamento de Policía de Baltimore se creó inicialmente en 2007 para hacer frente a los delincuentes violentos de la ciudad y para sacar las armas de la calle. Pero la GTTF acabó causando mucho más malestar cívico y delitos que las personas a las que tenía como objetivo.

Del equipo de especialistas, ocho agentes habrían participado en una campaña de robos y extorsiones durante al menos tres años, centrándose en personas que "sospechaban" que eran traficantes de drogas. Pero su actividad delictiva fue más allá, ya que robaron cientos de miles de dólares y joyas mientras realizaban registros ilegales en los coches y hogares de los ciudadanos. Según Associated Press, esto incluyó a "un matrimonio que fue esposado a pesar de que no había pruebas de delito", y mientras estaban detenidos en la comisaría, los agentes robaron 20.000 dólares en efectivo de su casa.

Los agentes hablaron de estar al acecho de "monstruos" -personas que creían que eran traficantes de drogas que llevaban mucho dinero en efectivo- y se dijo que uno de ellos tenía "dos bolsas de lona preparadas con equipo que incluía pasamontañas negros, un garfio, un mazo y un machete" para robar el dinero de sus objetivos. Incluso colocaban pistolas de juguete a los sospechosos como prueba, para tener una tapadera si disparaban a una persona desarmada.

Las autoridades en general no se dieron cuenta de lo que estaba ocurriendo hasta 2015, cuando la Agencia Antidroga (DEA) recibió el chivatazo de que un policía corrupto, Momodu Gondo, no solo ayudaba a los traficantes de drogas a librarse de los cargos, sino que fue captado en una grabación telefónica admitiendo que también "vendía drogas".

La actividad delictiva se extendió como un cáncer por el resto del GTTF y los negros se encontraron en gran medida en el punto de mira del departamento. En 2016, el afroamericano Freddie Gray, de 25 años, murió de una lesión en la médula espinal al ser maltratado bajo custodia policial. Los manifestantes salieron a la calle para oponerse a lo que parecía ser un encubrimiento policial de la muerte de Gray y para manifestarse contra el comportamiento racista y brutal de la policía. Mientras estallaban los disturbios, según

Vox, un agente del GTTF se presentó en una farmacia para saquearla, y se descubrió que fue él mismo el que cogió los medicamentos robados, se los dios a un traficante y se repartieron las ganancias.

Photo credit: HBO
Photo credit: HBO

¿Quiénes eran los policías corruptos y qué pasó con ellos?

Ocho de los nueve ex oficiales de la unidad fueron acusados. Seis se declararon culpables: Thomas Allers, Momodu Gondo, Evodio Hendrix, Maurice Ward, Jemell Rayam y -se dice que el líder- Wayne Jenkins. Dos se declararon inocentes pero fueron condenados por un jurado federal: Daniel Hersl y Marcus Taylor. Todos ellos fueron condenados a penas de entre 7 y 25 años, siendo Jenkins el que recibió la pena más alta, 25 años de prisión, y no saldrá en libertad hasta 2039. En una reciente entrevista con la BBC, Jenkins (interpretado por Jon Bernthal en la serie), hablando desde la cárcel, no se disculpó y dijo que se había dejado llevar por la actividad ilegal sistemática del departamento: "Este es un dicho que afirmamos: 'No dejes que la causa probable se interponga en el camino de un buen arresto'. Si tienes que mentir sobre lo que has visto o lo que has oído o lo que has presenciado, siempre que esté sucio, tenga las drogas y las armas y haya cometido el delito, cógelo".

Pero, como dijo Simon a The Hollywood Reporter: "En realidad no creo que se trate de un solo tipo. De hecho, creo que sería una historia más fácil de contar. El problema es que no se trata de las manzanas podridas. Ni siquiera se trata de un sistema; se trata de la misión. Toda la misión de la guerra contra las drogas... se presta a los peores tipos de trabajo policial y a la destrucción del tipo de trabajo policial que se supone que debe realizarse".

El GTTF fue disuelto en 2017 después de que salieran a la luz los delitos, y el comisario -Kevin Davis, que fue despedido posteriormente- describió a los agentes acusados como "gángsters al estilo de los años 30."

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente