'Nunca es agradable que maltraten así a tus hijos': cisma en la casa real danesa por esta rotunda decisión de la reina Margarita

Margarita de Dinamarca en el funeral de Isabel II en Londres credit:Bang Showbiz
Margarita de Dinamarca en el funeral de Isabel II en Londres credit:Bang Showbiz

La reina Margarita de Dinamarca, quien acaba de cumplir 50 años en el trono y superado una leve convalecencia por Covid, ha provocado un intenso debate en la opinión pública y en el seno de su propia familia a cuenta de su decisión de retirar los títulos de príncipe y princesa, así como la consideración de altezas reales, a los cuatro hijos del príncipe Joaquín, el segundo y tradicionalmente conflictivo retoño de la soberana.

Tal es la magnitud de lo ocurrido, que la propia soberana ha concedido una entrevista para explicar los motivos de semejante transformación en el organigrama de la casa real, de la que asegura que beneficiará significativamente a sus cuatro nietos -Nicolás (23), Félix (20), Enrique (13) y Atenea (10)- de cara a su vida futura.

"Ha sido una consideración que llevo meditando desde hace bastante tiempo, y pienso que será bueno para ellos en el futuro, esa es la razón", ha señalado la monarca antes de insistir en que el cambio ha sido concebido por el bien de los niños, rechazando aquellas opiniones que apuntan al "ostracismo" al que querría sumir a cuatro de sus nietos. "Bueno, tienes que ver cómo... Yo no lo veo así, debo decir", ha añadido algo dubitativa.

Desde luego, quienes han interpretado este gesto como un desplante y un menosprecio en toda regla son, por lo menos, los dos afectados de mayor edad y la madre de estos, Alexandra, primera esposa de Joaquín. La condesa de Frederiksborg ha emitido incluso un comunicado para expresar su asombro y "confusión" ante la noticia, que habría dejado a los todavía príncipes Nicolás y Félix, quienes perderán su estatus real en enero de 2023, muy "tristes e impactados".

Por su parte, el propio Joaquín decidió pararse unos segundos con los reporteros que le esperaban en las calles de París para dejar claro que estaba muy disgustado con la situación. "Nunca es agradable que maltraten a tus hijos de esa forma. Me avisaron con cinco días de antelación", aseguró con irritación a una periodista del canal Ekstra Bladet. La casa real danesa, sin embargo, asegura que Joaquín y su actual esposa, la princesa Marie, están al corriente de la decisión desde el pasado mayo.