Los espectadores de ‘Cine de Barrio’ tienen una queja común y razón no falta

·4 min de lectura

Como cada sábado, Cine de Barrio sigue recuperando el cine clásico popular de nuestra cinematográfica, con títulos de aquellos años donde estrellas como Sara Montiel, Carmen Sevilla, Lola Flores, Alfredo Landa o Tony Leblanc, entre muchos otros, llenaban las salas de cine con estas producciones que siguen muy presentes en la mente de los espectadores. Sin embargo, pese a que el programa sigue al pie del cañón cada semana, lo más fieles a su programación empiezan a tener una queja generalizada sobre sus contenidos.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Echando un vistazo a la página de Facebook de Cine de Barrio, es notorio que en las publicaciones suceden los comentarios sobre que las películas se están repitiendo con más frecuencia de la que deberían, acerca de que el programa está recurriendo una y otra vez a títulos muy quemados que el público ha visto una y otra vez y que debería renovar su programación.

Bien es cierto que en los últimos tiempos el espacio de RTVE ha apostado por un aire más fresco de lo habitual, habiendo sido posible incluso ver cintas clásicas de temática LGTBI como Perdona bonita, pero Lucas me quería a mí como ocurrió hace tan solo unas pocas semanas. Pero mirando en profundidad todo lo que ha pasado por su carrusel de contenidos es fácilmente perceptible que estas críticas no están para nada desencaminadas.

Sin ir más lejos, esta misma semana el perfil del programa sugería un juego de adivinanzas a sus seguidores, pidiendo que descifraran qué película emitirían el sábado a raíz de una foto actual de Imanol Arias. Y la gente no tardó en darse cuenta, adivinando que se trataba de Todos los hombres sois iguales, comedia dirigida en 1994 por Manuel Gómez Pereira que contó con un reparto estelar comandado por el actor de Cuéntame, Antonio Resines y Juanjo Puigcorbé. Y es que si observamos el historial de Cine de Barrio, se puede comprobar que ya se emitió en diciembre de 2020, es decir, hace menos de dos años.

Si echamos un vistazo a la cinta programada la semana pasada nos encontramos ante un caso similar. Se trataba de El último cuplé, clásico de los 50 protagonizado por Sara Montiel. Muchos comentarios en Facebook apuntaban a que ya se había programado en mayo con críticass que decían "Otra vez el último cuplé para no variar???", "Muy buena pero vasta ya de repetir tanto y esta mas cada año", "Ohhh que novedad... cuanto hace que la emitisteis? Un mes...dos??? Tve,el archivo más grande de la TV ...para repetir lo mismo una y otra vez,o poner películas que no van en absoluto con el tipo de programa que es..."

Y es que esta película ya se vio en Cine de Barrio en abril de 2021, abril de 2018 y en muchas otras fechas por detrás. Es decir, un título explotado hasta la saciedad. Mientras que la anterior, Cateto a babor, emitida el 16 de julio, también se echó en septiembre de 2020. Y, al igual que pasó estos últimos días, podemos encontar comentarios que señalan la repetición cansina. "Otra vez ?????? Podriais variar no ????", "Ya no saben que película poner todas viejas y repetidas cada día más que pasa una película repetida qué pasa qué llegaste al final de la colección y vuelta a empezar ya vistas todas ya resultan aburridas".

Pero no hablamos de un puñado de casos aislados que puedan explicarse por la llegada del verano, las vacaciones o el estar trabajando con menos recursos o personal, porque mirando los títulos de los pasados meses o yéndonos incluso a finales de 2021 estos movimientos ocurren con demasiada frecuencia.

Por ejemplo, como bien se puede comprobar en la web del programa, en enero de 2022 emitieron la adaptación de Manolito Gafotas de 1999, la cual ya se dejó ver a comienzos de 2021, en un plazo de tan solo un año. Lo mismo con títulos más clásicos como Venta de Vargas de Lola Flores, que se volvió a ver en noviembre de 2021 después de que TVE la emitiera en mayo de 2020. Por no hablar de que en este periodo de tiempo no han dejado de pasar por el espacio películas trilladas hasta la saciedad como Un rayo de luz, La ciudad no es para mí, Hermana, ¿pero qué es lo que has hecho?, La tonta del bote o Las chicas de la cruz roja, entre muchas otras.

Y no hay excusa, porque el catálogo de cintas que encajan dentro de la programación de Cine de Barrio es inmenso, como bien se ha comprobado a lo largo de los años. Y valorando que el programa se ha abierto a clásicos más cercanos en el tiempo, como el caso de la mencionada Manolito Gafotas o incluso de clásicos de Almodóvar como Mujeres al borde de un ataque de nervios, el abanico de opciones se amplía hasta casi el infinito.

En este sentido, parece obvio que este espacio presentado por Alaska puede y debe esforzarse más en tejer su programación y aportar variedad, sobre todo valorando la asiduidad de su público potencial, que semana tras semana están pegados tras el televisor deseando redescubrir estos clásicos populares españoles. Y si continuamente dan los mismos títulos, no dejándolos descansar ni siquiera un año, al final solo consigues crear un problema innecesario que se podría evitar con bastante facilidad.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente