Cinco cosas que puedes hacer para mantener la salud de tus telómeros

No podemos evitar hacernos viejos a medida que pasa el tiempo, ¿o sí? Una bioquímica australiana tiene las claves para retrasar el envejecimiento

Podemos intervenir voluntariamente en nuestra biología, nuestra salud, nuestro bienestar e incluso nuestra longevidad. (Foto: Getty)
Con una serie de rutinas podemos intervenir voluntariamente en nuestra biología, nuestra salud, nuestro bienestar e incluso nuestra longevidad. Lo dice la ciencia. (Foto: Getty)

¿Alguna vez has pensado en los importante que son esas pequeñas piezas de plástico que rematan los cordones de tus zapatos? Sin ellas, tus cordones comenzarían a deshilacharse y una vez que desgasten del todo, ya no hay nada que hacer. Pues eso es lo que ocurre con los telómeros. Su nombre, de origen griego, significa literalmente“parte final“, y es que los telómeros son eso: los extremos de los cromosomas.

Su función es la de mantener jóvenes nuestras células y, por ende, todo nuestro organismo. Así que mantener nuestros telómeros lo suficientemente alargados sería la clave de la longevidad, ya que si se acortan provocan nuestro envejecimiento.

De hecho, el tamaño, o mejor dicho, la longitud de los telómeros (secuencias de ADN no codificante) actúa como un reloj biológico para determinar la esperanza de vida de una célula y un organismo. Y su deterioro puede causa problemas cardiovasculares, Alzhéimer y diabetes.

Representación gráfica de un cromosoma. Hay una relación directa entre ellos y esperanza de vida.Cuanto más cortos sean, menor será esta. (Getty Images)
Representación gráfica de un cromosoma. Hay una relación directa entre ellos y esperanza de vida.Cuanto más cortos sean, menor será esta. (Getty Images)

De mantener a los telómeros en buen estado se encarga la enzima telomerasa. Si su actividad es alta, la longitud del telómero se mantiene y el envejecimiento celular se retrasa. Lo descubrió Carol Greider, una estudiante de posgrado que tenía como supervisora a la bioquímica australiana Elizabeth H. Blackburn, la científica que descubrió para qué servían los telómeros, junto al biólogo molecular inglés Jack W. Szostak en 1978. Por estos descubrimientos los tres científicos recibieron el Premio Nobel de Medicina y Fisiología en 2009.

Se sabe que la herencia genética, los factores medioambientales y el estilo de vida influyen mucho en nuestro aspecto, peroel acortamiento excesivo de los telómeros es lo que nos lleva a sentirnos viejos y ver los signos del envejecimientos”, tal y como explicó Blackburn en una charla de TED.

Ahora la investigadora ha plasmado sus ideas en un nuevo libro ‘La solución de los telómeros: Aprende a vivir sano y feliz‘ (Ed. Aguilar), con la colaboración de la psicóloga Elissa Epel, en el que nos descubren las medidas que contribuyen a mejorar nuestra calidad de vida y evitar las enfermedades.

Estas serían las claves del ‘efecto telómero’, que te puede ayudar a vivir más años en mejores condiciones:

  • Meditar cada día

Blackburn promueve la incorporación de prácticas mente-cuerpo como el mindfulness o atención plena en nuestra rutina diaria.

La meditación puede ayudar a mejorar la salud de los telómeros, y tan solo 12 minutos diarios de introspección durante dos meses es suficiente para generar reacciones positivas en los cromosomas.

Además, un estudio asegura que la práctica de la atención plena es tan efectiva como los antidepresivos. Centrarse en la respiración (una de las claves de la meditación) influye positivamente en el alargamiento de los telómeros. Durante las prácticas mente-cuerpo, la actividad cardiorespiratoria estimula las vías sensoriales del nervio vago, que envía una señal de calma y seguridad al cerebro. La presión arterial desciende y los procesos de regeneración orgánica, que habían sido desactivados, vuelven a activarse. Las células vuelven a recibir su energía.

  • Reducir el estrés

Cuanto más estresados estamos, más cortos se vuelven nuestros telómeros. Blackburn realizó una investigación centrada en madres que cuidaban niños con autismo y otras enfermedades crónicas, y descubrió que las madres que eran más resistentes al estrés mantenían sus telómeros por más tiempo.

La científica asegura que entrenarnos para percibir nuestras adversidades como oportunidades nos ayuda a reunir nuestros recursos, enfocarnos mejor y triunfar, con lo que nuestro estrés, lejos de ser un obstáculo, se convierte en un poderoso aliado. Es lo que se conoce como ‘resilencia’.

  • Llevarse bien con los demás

“La negligencia emocional, la exposición a la violencia, la intimidación y el racismo afectan a sus telómeros, y los efectos son vistos a largo plazo”, cuenta Blackburn. Por otro lado, la vida en comunidad con personas más unidas y cercanas puede tener efectos positivos para la salud de los telómeros.

  • Casarse y mantener amistades durante toda la vida

Un estudio llevado a cabo el año 2013 descubrió que, entre los 298 participantes (entre 65 y 74 años), las personas que estaban casadas tenían telómeros más largos. “Las amistades duraderas también pueden ayudar en la salud de los telómeros”, señala Blackburn.

  • Ganar dinero

El dinero no nos asegura la felicidad, pero aparentemente podría comprar algunos cromosomas más largos. El mismo estudio que demostró los beneficios del matrimonio también reveló que tener ingresos altos están directamente relacionado con telómeros más largos. Esto podría estar relacionado con el hecho de que tener dinero disminuye ciertos tipos de estrés.

Por su parte María Blasco, premio Nacional de Investigación en Biología y directora del laboratorio del Grupo de Telómeros y Telomerasa del CNIO (Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas) considera que “tenemos que procurar no enfermar ni morir de las enfermedades asociadas al envejecimiento” (cáncer, enfermedades cardiovasculares o las neurodegenerativas como el Parkinson o el Alzheimer) y ahora sabemos que sabemos que incidiendo sobre la longitud de los telómeros podemos retrasar el envejecimiento.

Si te estás preguntando cómo estarán tus telómeros, solo tienes que someterte al test del envejecimiento; existen empresas capaces de medir el porcentaje de telómeros cortos en células individuales mediante tecnología propia. (Telomere Analysis Technology).

Esta prueba es en realidad un análisis de sangre que mide la longitud de miles de telómeros individuales para revelar la edad biológica de una persona, así como la edad que comparte con la mayoría de personas que guardan una fisiología similar a la suya. Sin embargo, de este estudio se obtiene también información muy valiosa para conocer el estado de salud general de la persona así como el posible desarrollo de enfermedades crónicas y relacionadas con el envejecimiento.

¿Crees que se puede retrasar el envejecimiento de forma natural?

También puede interesarte:

España es ya el país más saludable del mundo (así lo hemos conseguido)

Reeducar tu forma de escribir puede cambiar tu vida

La ‘fuerza explosiva’ de este deporte te regala 10 años más de vida

Comer con Mindfulness para salir airoso de las pruebas más exigentes

Un sencillo truco para aliviar la ansiedad de camino al trabajo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente