Cinco comidas alternativas (y muy locas) para esta Navidad

Llegan las fechas que todo el mundo teme… El desmedido afán consumista, la búsqueda imposible de ese regalo que todo el mundo quiere y, sobre todo, las horas de más en la cocina… Sí, realmente la Navidad tiene buenas intenciones (eso no lo vamos a negar), pero el resultado final es un cúmulo de situaciones de estrés capaz de volver loco al más templado. Para solucionar la papeleta a aquellos que deben ocuparse de las comidas y cenas, proponemos estas opciones, facilones y un poco troll, para qué negarlo. Por unas navidades alternativas y por ver las caras que se les van a quedar a todos, que eso sí que no tiene precio.

La pizza navideña de Asda.

La pizza navideña. Vale, muchos argumentarán que si hay un momento en el año para dejar la pizza de lado, ese son las fiestas navideñas. De acuerdo. Pero la idea de los supermercados Asda de Reino Unido de lanzar una pizza diseñada cien por cien para estas fechas es, cuanto menos curiosa. Se pone a la venta el 5 de diciembre e incluye pollo, coles de bruselas y patatas asadas. Además, va regada con una salsa de arándanos. Desde luego, parece la comida ideal para acurrucarse con la mantita junto al árbol y comer y comer…

La Navidad, en una lata autocalentable.

La lata caliente con la Navidad dentro. Llegamos a uno de los momentos más tristes de este artículo. ¿Os imagináis a un Papá Noel triste, vagabundeando, con el traje rojo raído…? Bien, tenemos la comida navideña que le pegaría: una lata llena de pollo, un relleno para la carne, verduras y salsa de frutos rojos. Todo junto y revuelto y, además, autocalentable. Gracias a la ciencia, nuestro Papá Noel tendrá al menos un motivo para sonreir.

La pelota que tiene toooda la Navidad dentro.

Una bola dentro de la que está todo. Desde Nottingham (eh, los británicos otra vez apostando fuerte) llega una albóndiga gigante dentro de la que hay pechuga de pavo, pigs in blanket, puré de patata, verduras… Es obra de Rub Smokehouse and Bar, que ya fueron los autores de un nugget de pollo gigante con el tamaño de 85 piezas normales. Angelitos…

El pavo y sus cositas, dentro de la caja.

Toda la cena, en una caja. De nuevo,  la solución a todos nuestros desvelos llega desde Reino Unido. La caja que lanza el supermercado Co-Op incluye el pavo y un montón de guarniciones, desde una compota de frutos rojos hasta los famosos ‘pigs in a blanket’ (salchichas en hojaldre), pasando por unas albóndigas de cebolla. Se mete todo en el horno y está listo en 50 minutos. Y por solo 15 euros. Ideaza.

KFC Japan.

Un menú completo… del KFC. Japón, siempre guiándonos por el camino de la sabiduría. ¿Qué no te apetece un cuerno cocinar para tus seres queridos? No pasa nada: reserva en un KFC y llévatelos a todos a cenar. Al fin y al cabo, en Japón llevan haciéndolo décadas y es una tradición que tiene que ver con su asociación, gracias a la publicidad y sus mágicos efectos, de la Navidad con los primeros anuncios de KFC que se vieron allí. Fast food navideño para unas fiestas entrañables.