Las grandes cifras de los Presupuestos: las cuentas, partida a partida

Los Presupuestos Generales, en el Congreso. (Photo: EFE)
Los Presupuestos Generales, en el Congreso. (Photo: EFE)

Los Presupuestos Generales, en el Congreso. (Photo: EFE)

Dos días después de ser aprobados por el Consejo de Ministros, los Presupuestos han llegado al Congreso de los Diputados de la mano de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Allí pasarán un largo periplo hasta ser votados el próximo 24 de noviembre antes de ser enviados al Senado, donde deberán recibir el visto bueno definitivo.

Antes, el Ejecutivo deberá negociar con los grupos parlamentarios para lograr una mayoría suficiente para obtener su aprobación.

Partidos que estudiarán a partir de hoy la letra pequeña de las cuentas, que ya puede ser consultado en lo que se conoce como el Libro Amarillo de los Presupuestos, donde se condensa lo fundamental de las cuentas.

Este es un resumen, partida a partida, del proyecto de Presupuestos aprobado por el Gobierno, en el que seis de cada diez euros irá destinado a gasto social y que son los más expansivos de la historia.

Las pensiones, el 40%

Es la partida con mayúsculas de estos Presupuestos. De los 455.978 millones de euros de gastos presupuestados en estas cuentas, 190.687 se dedican sólo a las pensiones, lo que supone un 11,4% más respecto al 2022.

El Ejecutivo ha decidido dedicar cuatro de cada diez euros del gasto total a las pensiones, una partida cuyo gasto se ha duplicado en los últimos 15 años.

Porque las pensiones ha sido la gran apuesta del Gobierno en estas cuentas. Ya lo dijo María Jesús Montero en la rueda de prensa posterior a su aprobación en el Consejo de Ministros: “La dignidad de un país se tiene que medir en cómo tratamos a nuestros mayores”.

Por eso, tal y como anunció este mismo martes, las pensiones, tanto las contributivas como las no contributivas, subirán en torno al 8,5% en 2023, de acuerdo a la fórmula de revalorización fijada en la reforma de las pensiones del 2021, que permitirá también subir en ese porcentaje el Ingreso Mínimo Vital.

La mayor parte del presupuesto de gastos se destinará a las pensiones contributivas, que contarán con una dotación de 166.777 millones de euros, cifra un 11,2% superior a la de 2022 por el incremento previsto en el número de pensionistas, la variación de la pensión media y su revalorización con el IPC.

Dentro de la partida de pensiones contributivas, 120.054 millones de euros irán al pago de pensiones de jubilación; 28.394 millones a las pensiones de viudedad; 15.496 millones a pensiones de incapacidad; y 2.832 millones a pensiones de orfandad y en favor de familiares.

Las pensiones no contributivas de la Seguridad Social, que figuran en el presupuesto del Imserso, se destinarán 2.803 millones de euros (excluido País Vasco y Navarra). Con este crédito se atenderá el coste derivado de la subida de las pensiones no contributivas, lo que beneficiará a cerca de 428.000 personas.

Financiación territorial

La financiación autonómica en los presupuestos generales del Estado (PGE) de 2023 para las autonomías de régimen común y Ceuta y Melilla alcanzará los 135.273 millones de euros, la cantidad más elevada desde que está vigente el sistema actual y 26.000 millones más que el anterior ejercicio.

Los más de 26.000 millones de euros de incremento respecto a la financiación recibida del sistema en 2022 representan un aumento superior al 24 por ciento, el mayor de toda la serie histórica.

Las comunidades autónomas podrán gestionar el próximo ejercicio, además, otros 6.300 millones de euros procedentes de transferencias y también incluidos en los presupuestos.

En cuanto al reparto de inversiones del Estado por comunidades, Cataluña lidera esa tabla con 2.508,9 millones de euros (2.308 millones más 200 que debe abonar el Gobierno para cumplir una sentencia del Supremo), el 18,7% del total.

En segundo lugar aparece Andalucía, con 2.318,8 millones de euros, suponiendo un 17,2% del total; por delante de la Comunidad de Madrid, la tercera que más inversión recibe con 1.305 millones, casi el 10%.

Le siguen la Comunidad Valenciana (1.269,4 millones); Castilla y León (955,82 millones); Castilla-La Mancha (600,65 millones); País Vasco (558,80 millones); Aragón (547,86 millones); Murcia (481,51 millones); Extremadura (473,95 millones); Asturias (420,88 millones); Canarias (391,87 millones); Cantabria (296,56 millones); Baleares (186,29 millones+20 millones del tranvía de Palma); Navarra (103,84 millones) y La Rioja (71,31 millones).

Impuestos y Seguridad Social

Los ingresos derivados de los impuestos, lo que técnicamente se conoce como ingresos tributarios, alcanzan los 262.781 millones de euros, un incremento del 7,7% respecto a la previsión de recaudación de 2022.

La recaudación por impuestos directos alcanzará los 145.972 millones de euros, un 8,4% más que en 2022, mientras que los ingresos por impuestos indirectos crecerán un 6,7%, hasta los 114.756 millones de euros.

Dentro de los impuestos directos, la previsión de ingresos previstos por el IRPF para 2023 es de 113.123 millones de euros, un 7,7% por encima de lo recaudado este año.

Los ingresos previstos para 2023 en el IVA se cifran en 86.093 millones de euros, lo que supone un incremento del 5,9% respecto al avance de liquidación de este año.

La recaudación del Impuesto sobre Sociedades para 2023 se estima en 28.519 millones de euros, un 7,7% más, debido al aumento de los beneficios alrededor de un 4,5%.

Por su parte, la Seguridad Social ingresará el año próximo 192.102 millones de euros, un 10,6% más que en 2022, de los que 152.075 millones de euros procederán de las cotizaciones sociales, con un crecimiento sobre el ejercicio anterior del 11,5%.

Esto permitirá financiar el 74,5% del Presupuesto total de la institución.

El sistema recibirá además transferencias del Estado por más de 38.900 millones de euros y un préstamo estatal por importe de 10.004 millones de euros.

De los 152.075 millones de euros que prevé recaudar la Seguridad Social por cuotas el año próximo, 143.261 millones procederán de las cotizaciones de empresas y trabajadores ocupados, un 12,6% más.

8.427 millones de euros se ingresarán por cuotas de desempleados, cifra un 3,7% inferior a la del año anterior, y 386 millones tendrán su origen en las cotizaciones por cese de actividad, un 5,6% más.

A todo esto hay que añadir que la Seguridad Social recaudará 2.793 millones de euros a través del Mecanismo de Equidad Intergeneracional para engrosar la llamada hucha de las pensiones, que a partir de 2023 y durante un periodo de diez años establecerá unas sobrecotización del 0,6%. Un mecanismo con el que Hacienda pretende inyectar 50.000 millones a la hucha de las pensiones, compensando los 70.851 millones que retiró el Gobierno de Rajoy de 2012 a 2017.

Frente a los más de 192.000 millones de ingresos que tendrá el sistema en 2023, los gastos ascenderán a 199.301 millones de euros, un 10,8% más que en 2022. La diferencia entre ingresos y gastos arrojan un déficit de 7.199 millones de euros.

Sanidad: un 6,7% más

Es una de las partidas que más se mira en los últimos años en los Presupuestos y para 2023 verá incrementada la inversión en un 6,7%.

Concretamente, hasta los 7.049 millones de euros, lo que supone un incremento de 443 millones de euros respecto al ejercicio anterior. De dichos fondos, 1.538 millones corresponden al Plan de Recuperación.

Desglosando la inversión, se incorpora una dotación adicional de 500 millones para infraestructuras de atención primaria y salud mental, de los que 434 millones de euros serán para poder dar respuesta a las necesidades de infraestructura y equipamiento en Atención Primaria y Comunitaria, 16 millones para Salud Mental Comunitaria y 50 millones para Universidades para impulsar la mejora del Grado en Medicina.

En toda la legislatura, el Gobierno de Sánchez ha pasado de un gasto en Sanidad de 4.900 millones en 2020 a uno de 7.049 en 2023.

Educación: un 6,6% más

La partida en Educación también sube, un 6,6%, hasta los 5.345 millones de euros, de los que el 48,6% irán para becas.

Según el detalle de las cuentas, la partida del Ministerio de Educación para becas será histórica, con 400 millones más hasta un total de 2.548 millones. Este año se ha incluido una dotación de 200 millones para ayudas al estudio por necesidades extraordinarias, de las que se beneficiarán las familias cuyos hijos tienen que desplazarse a la ciudad para estudiar o tienen alguna necesidad educativa específica.

Para la educación obligatoria, se destinarán 195 millones de euros, mientras que para Secundaria, FP y Escuelas Oficiales la dotación será de 584 millones.

Dependencia: cifra récord

El Gobierno ha querido darle la vuelta a la pírrica inversión del PP para Dependencia. De ese modo, la cifra de gasto en Dependencia alcanza un dato récord: 3.522 millones, 620 más que el año pasado. En total, en toda la legislatura ha aumentado un 150%.

Vivienda: un 5,4% más

La partida para vivienda se sitúa en 3.472 millones, un 5,4 % más, incluidos 200 millones para consolidar el bono alquiler joven y 260 millones para un programa de alquileres accesibles.

Transporte público: 660 millones para su gratuidad

Los Presupuestos han asignado un total de 660 millones para que el Gobierno pueda mantener la gratuidad del servicio de transporte público en Cercanías, Rodalíes y media distancia de Renfe durante el próximo año.

Además, las inversiones previstas en infraestructuras aumentan un 7% hasta los 11.794 millones, de los que casi la mitad serán para ferrocarril.

Defensa: un 25,8% más

La partida de la discordia en la coalición, con un aumento de un 25,8% aprobado por el Consejo de Ministros donde uno de los socios, Unidas Podemos, reclamó que no se invirtiera “ni un céntimo más”.

Pero Sánchez quiere cumplir con el compromiso con la OTAN de alcanzar el 2% del PIB en gasto en Defensa, tal y como prometió en la cumbre celebrada en Madrid antes del verano.

Así, el gasto en Defensa pasará a ser de 12.317 millones, de los que el Ejecutivo espera que salgan 26.000 puestos de trabajo.

Cultura: un 22,6% más

Es una de las partidas que más crecen, pasando a contar con un presupuesto de 1.513 millones, 279 más que en 2022.

Destaca la partida destinada al Fondo de Protección a la Cinematografía, que engloba las ayudas, y sube un 62,7% al pasar de 65 a 106 millones de euros.

Las ayudas que el Instituto de Cinematografía y Artes Audiovisuales (ICAA) destinará en 2023 a guiones, proyectos, lenguas oficiales y salas de cine serán de 39 millones de euros, lo que supone un aumento del 290% respecto al año anterior.

En general, el programa de Cinematografía contará con una dotación para 2023 de 167 millones de euros, un incremento de sus dotaciones de 70 millones de euros.

Destacan los 15 millones de euros para apoyar a las salas de exhibición cinematográfica, y se establece una asignación de 10 millones de euros para las comunidades autónomas de Cataluña, Galicia, Baleares, Comunidad Foral de Navarra, País Vasco y Comunidad Valenciana para la promoción de la cinematografía en lenguas cooficiales.

Casa Real: presupuesto congelado

La Casa del Rey vuelve a congelar por tercer año consecutivo su presupuesto anual en 8,43 millones de euros. Desde 2021, el Ejecutivo ha adjudicado a la Jefatura del Estado la misma cantidad, que se mantiene en cantidades muy similares desde hace casi una década, en la etapa final del reinado de Juan Carlos I.

En ese presupuesto, sin embargo, no se recogen todas las partidas relacionadas con las actividades de la Corona, como las de seguridad o los gastos que asume Patrimonio Nacional.

La Constitución confiere a Felipe VI la potestad de distribuir a su voluntad el dinero asignado por el Gobierno a la Casa del Rey. Según el informe de ejecución presupuestaria hecho público este año, la Casa Real tuvo un superávit de 889.316 euros en su cuentas del pasado año, sobre ese presupuesto inicial de 8,43 millones, lo que le permitió tener un saldo de tesorería de 5,8 millones.

La práctica totalidad de ese saldo de tesorería (5,6 millones) está depositado en cuentas bancarias en diversas entidades financieras. Para el actual ejercicio, la Familia Real tiene una retribución global de 507.000 millones de euros.

Los sueldos de los reyes Felipe y Letizia y de la reina Sofía han subido este año un 2 por ciento, por lo que Felipe VI cobrará unos 259.000 euros y doña Letizia algo más de 142.000 euros. La reina Sofía cobrará 116.525 euros en 2022, unos 2.000 más que en 2021.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TE PUEDE INTERESAR