Christofer: "Es la mujer de mi vida y todavía la sigo queriendo"

Por Teleprograma

From Diez Minutos

Christofer ha llegado a la ceremonia de la hoguera en el capítulo 6 de La isla de las tentaciones con la esperanza de que Fani estuviera arrepentida de haberle sido infiel con Rubén. "Por mucho que duela el golpe lo acabas encajando. A lo mejor puedo perdonarla. Es la mujer de mi vida y todavía la sigo queriendo", ha confesado.

Sin embargo, después de ver que su novia y el soltero volvían a besarse, ha cambiado de opinión. "No me afecta su dolor, no lo veo sincero. Creo que no estaba tan enamorada como ella se pensaba o me decía. Se va a dar un golpe muy duro. Si ahora vendría a decirme que soy el hombre de su vida no me lo creería. Me da lástima", ha comentado tras ver las imágenes.

"Estoy tan decepcionado. Al final y al cabo uno deja de llorar. Ese chico no la va a querer como la he querido yo. No la va a cuidar como la he querido yo. Ella sabrá. El día de mañana se dará cuenta pero yo ya no estaré. Se va a dar un golpe muy duro. Es una persona que ya ha acabado en mi vida", ha explicado.

Rienda suelta a la pasión

Fani y Rubén están "a punto de explotar", tal y cómo ellos mismos explican. "No quiero que sea cosa del calentón, quiero que estemos cómodos", le ha dicho él asegurándole que no le importa esperar.

Además, el soltero se ha abierto en canal y le ha dejado claro a Fani lo que siente por ella. "Yo no me doy un beso contigo, si no me gustas, obviamente, me siento muy atraído hacia ti. Es como si me doy un beso con un arbusto si no me gustases. Has despertado en mí una bonita conexión, una complicidad, mirándonos ya sabemos lo que nos queremos decir", le ha dicho.