Christofer, humillado, abandona 'La isla de las tentaciones'

Por Ignacio Herruzo Martínez

From Diez Minutos

Christofer decidió que no quería ver más imágenes de su novia y Rubén. Por ello invitó a Fani a una hoguera de confrontación en el capítulo 8 de La isla de las tentaciones en la que poder darse las explicaciones pertinentes. "Yo llegué siendo como soy contigo. Borde, seria y con una coraza. Poco a poco él y la gente de la casa me ha hecho quitarme el caparazón. Y ahora estoy viviendo", le explicaba Fani de manera contundente.

"Qué pena. Qué rápido se te va el amor", fue lo primero que ñe dijo Christofer a una Fani que respondió dejando claro que "he hecho lo que sentía". "¿Qué quieres que te diga?", agregó la madrileña, quien aseguró que ella no había engañado a nadie y que Rubén le aportaba cosas que el chileno no le aporta.

Tras ver los vídeos en los que Fani intimaba con Rubén, a ella le entraba la risa. "Eres mala. Eres muy mala. Estoy decepcionado. Me he roto y me he desgarrado, he llorado lo más grande, he sufrido lo que nunca en mi vida, pero llega un punto en que no me salen las lágrimas", ha dejado claro él.

Por momentos, Fani pareció culpar a Christofer de haberle sido infiel con Rubén: "No estoy enamorada pero me gusta estar con Rubén. A Christofer tenía ganas de verlo para que me entendiera; pero no me entiende". El chileno, cuestionado por Mónica Naranjo por si podría perdonar la infidelidad de la que era su novia cuando llegó al reality, no cerraba las puertas: "Mi cabeza dice que no la perdone; pero mi corazón dice que sí".

Tras ver a la que fuera su pareja durante siete años, "muy fría y nada arrepentida", Christofer ha decidido que la aventura había terminado para él. El exnovio de Fani prefiere marcharse a España solo y comenzar de cero. Tras protagonizar una lacrimógena despedida con sus compañeros, Christofer ha abandonado la villa.

La despedida de Christofer

Tras su hoguera de confrontación con Fani, Christofer ha decidido abandonar el reality y marcharse solo a España. "Realmente en mi interior había una lucha donde mi cabeza me decía que no y mi corazón que si pero después de ver una frialdad de hielo y que no se arrepiente de nada...", ha explicado a sus compañeros. "Lo siento mucho chicos pero os espero fuera y con muchas ganas". Tras hacer las maletas y protagonizar una triste despedida con sus compañeros, Christofer ha abandonado la villa.