Chrissy Teigen cumple su primer año de sobriedad

·1 min de lectura
Chrissy Teigen credit:Bang Showbiz
Chrissy Teigen credit:Bang Showbiz

Ha pasado ya un año desde que Chrissy Teigen abrazó la sobriedad más absoluta. Tras perder a su hijo Jack en la semana número 20 de gestación y después de haberse concienciado por completo sobre el descontrol que ejercía en su vida su dependencia del alcohol, la esposa de John Legend decidió cambiar radicalmente de hábitos para llevar una existencia mucho más satisfactoria, una que pudiera recordar de forma vívida.

Este martes, la modelo estadounidense ha querido celebrar abiertamente con todos sus seguidores de Instagram los 365 días que lleva sin probar una gota, a través de un vídeo de Instagram en el que aparece junto a su esposo y los dos hijos del matrimonio, Luna y Miles. La estrella televisiva ha reconocido que en ocasiones echa de menos esa sensación artificial de bienestar y la desconexión temporal de los problemas que le brindaba la bebida, pero en general no podría sentirse más realizada con su saludable estilo de vida.

Lo que no extraña la celebridad son los efectos a largo plazo de su alcoholismo, que acentuaba su tendencia a sufrir altos niveles de ansiedad e intensificaba la pérdida de su memoria. En definitiva, la cerveza, el vino y las bebidas espirituosas dejaron de ser divertidas para ella hace ya mucho tiempo.

"Aunque honestamente no sé todavía si volveré a beber, lo que sí tengo claro es que no quiero volver a pasar por lo mismo. Y por ahora, lo mejor para mí es no beber nada. Cuando tenga pesadillas, trataré de solventarlas con terapia, no con alcohol", ha sentenciado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente