Chris Brown, el protagonista que NO deseábamos tener en los American Music Awards

chris brown  lil baby one of them ones tour atlanta, ga
Chris Brown, el prota que NO queríamos en los AMAsPrince Williams - Getty Images

La protagonista definitiva de los American Music Awards, premios celebrados anoche en la ciudad de Los Ángeles que nos dejaron una alucinante alfombra roja, fue Taylor Swift gracias a su nuevos récord de galardones conseguido en la gala. Pero hay otro nombre resonando mucho, y es el de Chris Brown. La razón no es otra que una serie de acontecimientos que han dividido las redes sociales, que por supuesto tienen como base lo ocurrido hace unos años: las acusaciones de abuso sexual y la agresión a Rihanna.

El primero de ellos ha sido la repentina cancelación, por parte de la organización de los AMAs, de la actuación que el rapero tenía programada. Iba a hacer un tributo de ‘Thriller’ de Michael Jackson, ya que este año se cumplen 40 años de su lanzamiento, pero en el último momento le dijeron que no podía llevarla a cabo. En sus redes sociales ha compartido un vídeo de los ensayos para demostrar a sus fans el trabajo realizado.

Si su nombre ya empezaba a retumbar con esta cancelación a solo 48 horas de los premios, en los mismos, a los que no acudió, se llevó el galardón a Artista R&B Masculino Favorito. Por supuesto, el público reaccionó abucheando esta decisión, cuando en la categoría también estaban nominados otros artistas como The Weeknd o Giveon. Y para añadir una dosis extra de drama, la cantante que entregaba, Kelly Rowland, mandó callar a los asistentes y pronunció un ‘speech’ a favor del cantante:

‘‘Disculpen, relájense —inició Kelly Rowland—. Quería decirle a Chris que muchísimas gracias por hacer una gran música R&B y ser un increíble ‘performer’. Cogeré este premio y te lo llevaré. Enhorabuena’’.

[/twitter]

En definitiva, nadie pone en duda el talento de Chris Brown. Es uno de los mejores artistas del género R&B. No obstante, el público no olvida lo sucedido con Rihanna. El rapero se disculpó públicamente con ella y ha cumplido su condena, faltaría más, y hay que creer en el cambio de las personas. Pero la actitud que ha vuelto a tener en algunas ocasiones sigue siendo recriminable. Son varias las veces que se le ha acusado de abuso sexual, la última en 2019. La industria musical no puede dar cabida a este tipo de comportamientos por muy ‘increíbles’ que sean los artistas. La responsabilidad es tanto suya como nuestra de no escucharlos.