'El chiringuito' desvela la realidad detrás de la lesión de Sergio Ramos que lleva a Pedrerol callar las malas lenguas

Borja González
·2 min de lectura
Josep Pedrerol en el plató de 'El chiringuito de jugones'; Sergio Ramos ajustándose el brazalete durante un partido de la Liga Santander. (Fuentes: Twitter/@elchiringuitotv; AP Foto/Bernat Armangue)
Josep Pedrerol en el plató de 'El chiringuito de jugones'; Sergio Ramos ajustándose el brazalete durante un partido de la Liga Santander. (Fuentes: Twitter/@elchiringuitotv; AP Foto/Bernat Armangue)

Sergio Ramos estará alrededor de dos meses en el dique seco al ser operado del menisco de su rodilla izquierda en lo que supone una baja en un momento crucial para el Real Madrid. A pesar de las especulaciones en su contra por haber decidido operarse, ‘El chiringuito’ ha puesto luz al asunto contando la verdadera realidad que hay detrás de la lesión y, de paso, dando rienda suelta a Josep Pedrerol a callar a los voceros que critican al central.

La verdad es que Sergio Ramos nunca se borra y menos para priorizar una competición por otra o dejar al Real Madrid de lado en pos de la Eurocopa, con el manto de la renovación enmarañándolo todo. El capitán, como apunta la bancada blanca del programa, no es de esos.

Como cuenta el periodista Juanfe Sanz, Ramos “arrastraba unas molestias antes de la Supercopa de España” y para jugarla, al ser un título, “se infiltra de manera salvaje”, llegándose a pinchar “más de cinco veces”. Forzó de esa manera para poder jugar ante el Athletic, incluso tuvo “una recaída en el calentamiento” de dicho encuentro pese a que acabó jugando.

Al terminar el choque “se hace unas pruebas” y, según cuenta Juanfe Sanz, “la opción de operarse ya está encima de la mesa”. Pero, en lugar de ello, opta por un “tratamiento conservador” para intentar llegar al partido contra el Atalanta de los octavos de Champions League.

Lo curioso, es que “no hay una rotura del menisco como tal” y, en palabras del periodista, lo que intentaron consistía en “sanear la articulación”. Sin embargo, el jueves siguiente de entrenamiento, Sergio Ramos empezó a sentir un dolor más intenso y es cuando los médicos le dicen que tiene que operarse: “es la mejor opción, porque la siguiente opción es que sigas forzando y te rompas de manera definitiva”. Con ese argumento, los médicos consiguen convencerle.

Como podemos comprobar, el compromiso de Ramos con el Real Madrid está fuera de toda duda, hasta el punto de que arriesgo más de la cuenta a su edad y con la firma de, posiblemente, su último contrato en el aire. Por ello, Josep Pedrerol mencionaba a aquellos que especularon alrededor de unas presuntas intenciones oscuras del central para callar bocas. Chapeau.

Como señalaba Tomás Roncero, “dudar de Ramos es no conocer a Sergio Ramos”.

Más historias que te pueden interesar: