Los Chikos del Maíz: "Harta que Madrid lo monopolice todo"

Agencia EFE
·4 min de lectura

Madrid, 9 abr. (EFE).- El runrún que desde hace meses se queja de la masiva presencia de la capital en la agenda mediática nacional salta en la entrevista con Los Chikos del Maíz, más melancólicos por la pandemia en su último disco, "David Simon", pero -claramente- no menos combativos. "Harta que Madrid lo monopolice todo", protestan.

Sus palabras a Efe, concretamente las de Nega (que desde 2005 integra junto a Toni El Sucio este dúo de rap conocido por su fuerte compromiso con la izquierda), llegan a propósito de una pregunta sobre la salida del Gobierno del ya exvicepresidente Pablo Iglesias para concurrir a los comicios madrileños y frenar al bloque de derechas encabezado por Isabel Díaz Ayuso.

"Ha sido un golpe de efecto. Es una apuesta arriesgada, pero si sale bien es la forma de parar al fascismo y la extrema derecha", señala, antes de lamentar que sea la tercera entrevista en la que se le pregunta por "cosas de Madrid" y pedir hablar en su lugar del presidente de su comunidad, el valenciano Ximo Puig, y su petición de que en España se administre la vacuna rusa contra la covid-19.

Por público, trayectoria y reconocimientos, hace ya tiempo que Los Chikos del Maíz superaron la perífrasis del "grupo favorito de Pablo Iglesias". De hecho, el aplaudido disco "Comanchería" (2019) empezaba a rodar con éxito por todo el país y con motivo de su 15 aniversario hasta se anunció un concierto en el Wizink Center de Madrid que hubo de ser aplazado a 2022 a causa de la pandemia.

"No sabíamos qué hacer. Acabamos la gira de salas y empezaba la de festivales, con 35 fechas, pero se paró todo. Pensamos que había que sacar algo a modo de epílogo del disco", explica Nega sobre el origen de "David Simon" (La Mazorka), un EP con cinco temas titulado como el creador de series míticas como "The Wire".

Esa ficción volvió a ser uno de sus entretenimientos durante el largo encierro por la covid-19 y determinó en gran parte el color de estas nuevas composiciones, más melancólicas.

"Lo escribimos durante lo más duro del confinamiento, cuando estábamos superencerrados. Igual apetecían temas más coloridos, pero a nosotros nos salieron más tranquilos", informa sobre piezas como "No es país para viejos" o "Interestelar".

Con las bases una vez más de DJ Plan B, destaca en ese sentido un tema atípico como "San Paulo", que "ha quedado muy sensual, un tanto carioca", lo que no implica falta de color político, pues ya dice mucho la elección del productor de series como "The Deuce" o "Treme" como musa de estos cortes en los que han incluido diálogos de sus obras.

"Nos parece genial todo lo que hace, historias corales que se entrelazan sin un protagonista principal. Uno de sus méritos es narrar con distancia todas esas historias de gente subalterna, sin ese sentimentalismo de 'los pobrecitos'. Nosotros también intentamos huir de todo tipo de paternalismo de clase, que es algo horrible", afirman.

En su cruzada musical por una sociedad en su opinión más justa cargan contra miembros del actual Gobierno, como el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, al que califican en "Odio en las entrañas" de "torturador y mercenario", o la ministra de Economía, Nadia Calviño, a la que llaman "hija política de Thatcher".

"Con la regularización del precio de los alquileres de los pisos se han puesto las cartas boca arriba: ¿bonificaciones fiscales para los que más tienen? Siempre se les ayuda a ellos y además es algo que no funciona. Se bajó el IVA del cine y no bajaron las entradas, porque les compensaba ganar dinero. Eso va a pasar con esto", opina.

Sus críticas llegan hasta el reciente encarcelamiento del rapero Pablo Hásel en lo que para él es un ataque contra la libertad de expresión. "Es escandaloso que pase esto en el corazón de la UE con un gobierno progresista, pero habría que hablar también de la judicatura del país", apunta.

¿Y siguen pensando que el diputado y líder de Más País, Íñigo Errejón, es "un vendido al millonario" como decían en "Comanchería"? "No hay que tomárselo todo al pie de la letra, pero ha radicalizado el discurso cuando ha visto que no había nada que hacer", considera Nega, antes de apuntar que esa es "otra cuestión sobre Madrid".

"Que si Isabel Díaz Ayuso, que si 'El Madrileño'...", protesta levemente, en una enumeración de los temas relativos a la capital sobre los que le preguntan insistentemente estos días y que incluyen hasta el último disco de C. Tangana, con el que en el pasado tuvieron un público intercambio de zascas.

Del citado álbum, por cierto, número 1 en España, asegura que solo ha escuchado los sencillos. "No es mi rollo. Lo más rumbero nunca me ha gustado. Me gustaba más cuando era Crema y hacía rap", apostilla, antes de pedir que ese no sea el titular. Dicho y hecho.

Javier Herrero

(c) Agencia EFE