Chico Jorge, la inocencia del pop, irreverencia del rock y ruido del 'noise'

Agencia EFE
·3 min de lectura

Barcelona, 2 abr (EFE).- El guitarrista y cantautor Jordi Bastida inicia su proyecto musical en solitario de la mano de su alter ego, Chico Jorge, al que describe como "la inocencia del pop, la irreverencia del rock y la parte más ruidosa del 'noise'".

Tras una carrera de más de 15 años en la que ha trabajado con artistas como Carlos Sadness, Els Pets, Ramon Mirabet y Trau, Jordi Bastida consideró en 2018 que era hora de dejar "de procrastinar" y ponerse a componer música desde sus ideas, sus palabras y su propia voz.

"Siempre busco esta dicotomía entre lo que es amable y lo que es violento, lo que hace que mi mensaje sea real", declara Jordi Bastida (Sabadell, Barcelona, 1988) al describir a Chico Jorge en una entrevista con Efe, a lo que añade: "A mí lo que me interesa, sobre todo, es el espíritu humano; hablar de las personas y de lo que nos pasa a todos".

"Intento hacer canciones que sean amables, pero, por otro lado, que sean turbias. Las concibo como si fueran una sopa envenenada", explica Bastida.

"Las flores que arden," es el 'single' de debut de Chico Jorge y la primera de las cuatro canciones que conformarán su EP inaugural, que saldrá al mercado durante el verano y que recorrerá "el ciclo vital de las cosas".

"La cara A del vinilo es la caída y la cara B, el renacimiento del individuo", detalla Jordi Bastida.

El título del 'single' se caracteriza por terminar con una coma, ya que cada canción "es un verso de un poema" y el signo de puntuación indica que hay "una continuación".

El cantautor describe "Las flores que arden" como "el inicio del declive, de la caída del individuo a partir de la culpa y de no saber cómo salir de aquí", historia que seguirá con un resurgimiento en sus próximas composiciones.

Bastida detalla que es "una canción que habla de devorarse a uno mismo a través de la culpa, que viene cuando menos te lo esperas", una situación que deriva en una ceguera mental que no "te permite ver cómo romper con esto".

"No sabes encontrar la salida cuando, en realidad, está en ti mismo", reflexiona el cantautor.

En un momento de la pieza musical, Jorge canta "El sol vuelve a salir cuando empieza a anochecer. [...] El sol vuelve a salir aunque no lo quieras ver", un fragmento que el guitarrista considera que es "muy triste", lejos de ser optimista, y "un grito a que abras los ojos y salgas de aquí".

Las propias experiencias vitales han sido la inspiración de Jordi Bastida para componer su 'single' de debut: "Hacer esta canción me ha ayudado a relativizar las cosas. Es una parodia sobre mí mismo y sobre las personas", declara.

"Ha sido como pintar la cara de la culpa, reconocerla y poder salir rápido de aquí", reconoce.

Abril será un mes con "bastantes conciertos" para Jordi Bastida con sus respectivas bandas, con un par de actuaciones programadas por semana, mientras que Chico Jorge sueña con poder salir a tocar "de cara a septiembre para presentar las canciones".

"Ahora que tengo el veneno de la creación de canciones en la cabeza, estoy pensando en hacer un disco, pero aún es pronto para hablar de esto", concluye el guitarrista y cantautor.

Sergi Peralta

(c) Agencia EFE