Para entender cómo llevar el escote de moda hay que mirar a Cher

·4 min de lectura

Quién nos iba a decir que nuestra referencia para vestir en pleno 2021 sería, ni más ni menos, que Cher. Hace poco más de un mes que la célebre artista cumplía 75 años y en el recuerdo de todos aún perduran sus vestidos transparentes, sus faldas de lentejuelas, sus blusas de mangas abullonadas, sus cuerpos de croché, sus pantalones acampanados... todos esos grandes looks que le convierten en el icono de moda que está considerado. Fue una adelantada a su tiempo y su dominio de las tendencias desde que entonó por primera vez el I got you babe junto a su compañero Sonny sobre un escenario es incuestionable

Es por eso que siempre conviene tener en mente todo aquello a lo que haya sucumbido porque quién sabe si después seremos nosotras quienes lo hagamos. Sobre todo en esta época en la que la década de los 70 pide paso como fuente de inspiración, ¿o es que no te habías dado cuenta aún que todas esas prendas que hemos mencionado antes forman parte de nuestro armario en la actualidad? 

Y no son las únicas. Hay una que está llamada a ser la estrella del verano y ese el top. Un top que muchos han bautizado con el nombre de actriz y cantante porque está definido de una manera muy concreta. Va anudado al cuello, deja los hombros al aire y es tremendamente provocativo. 

SANTA MONICA - AUGUST 9: Entertainer Cher attends the Rock Music Awards at the Santa Monica Civic Auditorium on August 9 1975 in Los Angeles, California. (Photo by Michael Ochs Archives/Getty Images)
SANTA MONICA - AUGUST 9: Entertainer Cher attends the Rock Music Awards at the Santa Monica Civic Auditorium on August 9 1975 in Los Angeles, California. (Photo by Michael Ochs Archives/Getty Images)

Vale que Cher era una habitual de este esta escueta pieza pero la denominación correcta de este escote no es otra que la de halter, un término que muchos atribuyen al creador americano Halston -de plena actualidad tras la llegada a Netflix de una serie basada en su vida y obra- y que no fue más que una nueva visión de lo que Madeleine Vionnet había propuesto tiempo antes. 

Lecciones de historia aparte, lo peculiar de su forma está en la manera en la que tiene de poner el foco de atención en los hombros, una característica realmente favorecedora para quienes gocen de espalda atlética, que aporta una carga de sofisticación sublime y que, pese a lo que pueda parecer a priori, no entiende de tendencias puesto que resulta atemporal.

Lo que sí se ha ido modificando claramente con el paso de los años son sus adaptaciones, siendo la más habitual de encontrarse en vestidos -los diseñadores de moda nupcial lo tienen como un recurso siempre presente- y, por el contrario, la más inquietante en forma de top como el que Cher popularizó en su día. 

Pese a su complejidad, déjanos recordarte que no es la primera vez que nos atrevemos con esta prenda. Ya en la década de los 2000, mujeres como Christina Aguilera se lanzaron de cabeza a lucir este top -su look de la gala de los MTV del 2002 es un perfecto ejemplo de ello- exactamente siguiendo el mismo modus operandi de la ganadora de un Oscar por la película Hechizo de luna: atado al cuello, con los hombros despejados, cruzado por delante y dejando que la superposición de la parte delantera forme un triángulo. El resultado es una especie de triángulo a la inversa no apta para las más discretas pero sí para quienes buscan salirse de lo habitual con un punto sexi.

Una fórmula que ahora pide ser revisada tanto por partes de arriba que llevar con faldas o pantalones muy similares que se encuentran fácilmente en las tiendas -Zara y Pull&Bear tienen más de una alternativa asequible con la que poder animarte- como dejando que sea un simple pañuelo el que haga la magia y te convierta en una diva setentera. 

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

El secreto para lucirlo con éxito es llevarlo con toda la confianza para que tu estilismo también la desprenda y siempre acompañado de prendas de talle alto en la parte inferior, de modo que el efecto estilizador sea mayor al dejar menos piel a la vista. También funciona si forma parte de un conjunto que siga el mismo estampado y haga las veces de total look o, para quienes quieran iniciarse en esta tendencia de manera gradual, dejar que sea en la playa con un bikini donde comprobar lo bien que sienta emular a Cher por unas horas. La cantidad de riesgo que estés dispuesta a asumir es la que manda. 

Más historias que te puedan interesar

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente