Charlene de Mónaco no vio venir a esta enemiga de peso

·3 min de lectura
MONTE-CARLO, MONACO - NOVEMBER 19:  Princess Charlene of Monaco and Princess Caroline of Hanover attend Monaco National Day Celebrations on November 19, 2018 in Monte-Carlo, Monaco.  (Photo by PascalÊLeÊSegretain
/ SC Pool - Corbis/Corbis via Getty Images)
Charlene sería apartada del trono del principado por su cuñada Carolina de Mónaco (Photo by PascalÊLeÊSegretain / SC Pool - Corbis/Corbis via Getty Images)

La princesa Charlene de Mónaco tiene tantos frentes abiertos a nivel personal que quizá no ha tenido tiempo de mirar el entorno más cercano de su marido, Alberto II, encontrando posibles enemigas.

Tras tantos meses enferma, varias intervenciones, su reclusión en una clínica para sanar física y mentalmente y su regreso a Mónaco parecía que Charlene estaba lista para seguir con su apretada agenda ‘royal’ y para retomar su vida familiar y pública.

Sin embargo nada más lejos de la realidad dado que, hace unos días, te contábamos que se ha hecho público que Alberto de Mónaco y ella habrían firmado un contrato por el cual Charlene seguirá asistiendo a algunos eventos destacados del principado a cambio de una suculenta suma de dinero, nada menos que 12 millones de euros al año.

Eso sí, el supuesto acuerdo no le impide a ella vivir fuera de Mónaco (se rumorea que vivirá en Suiza alejada de su marido e hijos), dándole la custodia de sus dos pequeños al príncipe y teniendo que asistir a los eventos públicos en los que se precise su presencia.

Este panorama es bastante desolador dado que, de ser cierta esta información, estamos hablando de una familia rota y de una mujer que, a cambio de dinero, trabaja haciendo el paripé para seguir representando al pueblo monegasco.

Pues bien, aunque Alberto quizá pase por el aro con tal de no vivir más escándalos mediáticos, dado que él siempre ha negado ninguna crisis matrimonial, no significa que sus familiares también traguen con este presunto teatrillo.

Así, la prensa europea asegura que Carolina de Mónaco no piensa aguantar esta situación aunque haya un posible contrato millonario de por medio y prefiere mantener a Charlene bien alejada de la Casa Real, según recoge ‘El Español’.

Carolina asumiría ahora el papel de cuñada “maléfica” y según recoge el citado medio, ella es quien habría propiciado (con el beneplácito de su hermano Alberto) alejar a Charlene de Palacio llevándola a Roc Agel, al residencia veraniega de los Grimaldi que está ya en la frontera con Francia.

No solo eso sino que el año que viene (¡imagina cómo de planeado lo tienen todo!) se celebrará el 100 aniversario de Rainiero y quien ejercerá de Primera Dama en el destacado evento será Carolina y no Charlene, cosa que si es cierta, no tendría demasiado sentido con la millonada que le estarían pagando.

Hay muchas cosas que no cuadran, la primordial es por qué Charlene no se divorcia y acaba con todo esto si tan infeliz es, la segunda es cómo Alberto accede a pagarle todo ese dinero por asistir a eventos si el pueblo es consciente de todo esto y la tercera es que si su cuñada Carolina de Mónaco la quiere alejar de la Casa Real, en vez de mandarla de vacaciones (cosa que Charlene estará encantada seguro), no le aconseja a su hermano que ponga fin a esta relación.

Lo más fuerte de todo lo publica la revista italia ‘Oggi’ que asegura que Carolina y Alberto tienen un acuerdo por el cual si él muere antes que Charlene (cosa probable porque se llevan 20 años siendo él el mayor de ambos), el mando del Principado pasará a Carolina y no a Charlene en ningún caso.

Son muchas las teorías e hipótesis pero lo cierto es que Alberto ha hablado diciendo que todo va genial y Charlene sigue sumida en ese silencio ahora empañado por una sonrisa congelada como la que ha mostrado en sus últimos actos públicos tras regresar a Mónaco.

Te puede interesar...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente