Charlene de Monaco estrena el vestido de punto que es tendencia

·2 min de lectura
Photo credit: Stephane Cardinale - Corbis - Getty Images
Photo credit: Stephane Cardinale - Corbis - Getty Images

La familia real monegasca no ha querido dejar de mostrar su pesar por la muerte de la reina Isabel II de Inglaterra el pasado jueves, acudiendo a un servicio religioso en su honor que ha tenido lugar en la catedral anglicana de St. Paul, situada en el Principado de Mónaco. Para esta cita, Charlene ha seguido el protocolo eligiendo el color negro como protagonista de su look, pero lejos de apostar por un vestido clásico de líneas sencillas, ha dejado claro su gusto por una de las tendencias que promete protagonizar el otoño-invierno: los vestidos de punto.

La princesa, totalmente recuperada de sus problemas de salud y muy presente en la agenda oficial de Mónaco, lució un vestido negro de punto de la firma suiza Akris, una de las que más se repite en su armario. Se trata de un diseño de manga larga y cuello redondo de silueta ajustada en el cuerpo con falda de vuelo y largo asimétrico.

Lo más llamativo del diseño es el tejido de punto calado con cuadros sobre fondo beige y con transparencias en la parte del escote y el bajo de la falda. Un diseño que ella combinó con unos zapatos de tacón sensato de de Jimmy Choo y su ya popular corte de pelo a lo garçon en rubio platino.

Con este estilismo la princesa Charlene de Mónaco confirma su adhesión a una de las tendencias que no vamos a dejar de ver esta temporada. El vestido de punto ya reivindicó la pasada temporada un hueco entre las tendencias como la opción más cómoda, además de favorecedora y fácil de combinar.

Si en la pasada temporada las siluetas más sencillas y en colores neutros eran protagonistas, este otoño-invierno el vestido de punto va un paso más allá y se abre a nuevos patrones y colores, como el vestido de punto de escote Bardot (el favorito de las que más saben de moda), los diseños de rayas o bicolores y los que se tiñen de tonos como el rosa Barbie que ha inundado el mundo de la moda.