Charlene de Mónaco y su hijo Jacques, protagonistas de una carrera de caballos solidaria

Charlene de Mónaco ha vuelto a unir deporte y solidaridad en una nueva cita oficial. La esposa del príncipe Alberto, nadadora olímpica en su vida anterior, concilia su pasado como deportista de élite y su presente como Princesa del Principado promoviendo toda serie de concursos, torneos, carreras, campeonatos... por una buena causa. De hecho, son los compromisos deportivos los que constituyen el grueso de su agenda, y de las apariciones de sus pequeños. Esta vez la Princesa acudía también muy bien acompañada por su hijo, el príncipe Jacques, a la tercera edición del Premio Princess Charlène de Monaco - Charity Race en el Hipódromo de la Costa Azul, en la localidad francesa de Cagnes-sur-Mer. Una carrera benéfica en la que compiten 14 asociaciones caritativas, cada una de ellas a las riendas de un caballo.

VER GALERÍA

charlene

Fue 48 horas antes de la carrera cuando el Yatch Club de Mónaco acogió el sorteo en el que se echaría a suertes qué jinete correría a favor de cada fundación. La emoción estaba servida. La competición estuvo reñida hasta el final en una noche de grandes alegrías. Stéphane Cingland, a lomos de su caballo Fantasía de Ligny, cruzó la línea de meta en primera posición y, de esta manera, se hizo con el primer premio, un cheque de 10.000 euros que fueron destinados a Niños y Futuro, la asociación por la que corría. También lograron subirse al podium en segundo y tercer puesto Fresh News, por la Cruz Roja de Cagnes-sur-Mer, y Fifi Impératrice, por Coeur de Course (Corazón a la carrera), que ganaron respectivamente 6.000 y 4.000 euros. Además, las once asociaciones restantes que participaron recibieron 3.000 euros de consolación.

VER GALERÍA

charlene3

La princesa Charlene dejó constancia del glamour de los Grimaldi gracias a su dulce elección estilística para la ocasión: un maxi vestido de gasa rosa con mangas abiertas y un pronunciado escote. La mujer del príncipe Alberto disfrutó de esta velada, organizada por la Société des Courses de la Côte d'Azur y la Fundación Princesa Carolina de Mónaco, con su pequeño Jacques de Mónaco, al que intenta inculcar desde su más tierna infancia los valores del deporte y la importancia de ayudar a los que más lo necesitan. El niño, muy elegante con camisa azul, bermudas blancas y mocasines, hizo las delicias de todos los asistentes gracias a su espontaneidad y la ilusión que mostró en todo momento. También se sumó a la cita el hermano de la Princesa, Gareth Wittstock, como Secretario General de la Fundación que lleva su nombre.

La divertida reacción de los mellizos Jacques y Gabriella al conocer a sus ídolos animados

VER GALERÍA

charlene2

VER GALERÍA

charlene4

La última aparición de la princesa Charlene fue el 30 de junio, cuando hizo entrega de los premios del concurso Elegance et Automobile Monte-Carlo 2019 en la Plaza del Palacio en Mónaco. Justo antes, según la revista Gala, la mujer del príncipe Alberto había ido sola a Atenas. En la capital griega no solo disfrutó de unos días de descanso, también compartió uno de los días más importantes de la vida de uno de sus íntimos amigos. Christios Fiotakis, el que fuera su entrenador personal, tuvo el privilegio de contar con la Princesa como madrina de bautizo de su hijo Leo.