Charlène de Mónaco triunfa de verde en el Festival de Montecarlo

·2 min de lectura
Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

La princesa Charlène reaparece en Mónaco

La princesa Charlène de Mónaco hizo anoche una reaparición espectacular sobre la alfombra roja. Aunque su relación con la vida mediática que debe llevar por su puesto en la monarquía monegasca no siempre es la mejor, la ex deportista olímpica hizo una aparición estelar en la que conquistó a todo el mundo con su elección estilística. La ocasión, la apertura del Festival de Televisión de Montecarlo, lo merecía y la princesa decidió sorprender con un precioso vestido en color verde esmeralda. Puro impacto que nos dejó a todos con la boca abierta.

Este acto lo presidía junto a su marido Alberto de Mónaco. Juntos posaron en la alfombra roja de la gala inaugural del Festival de Televisión de Montecarlo y ella fue la gran protagonista. El vestido verde que eligió Charlène de Mónaco para abrir esta semana de festival era una pieza de Lanvin valorado en 3.000 €. Se trataba de un vestido largo con el bajo asimétrico. Por delante, dejaba ver los pies y las preciosas sandalias que eligió para la celebración, y por detrás lucía una preciosa cola no muy larga. Nuestro detalle preferido es sin duda el volante que recorre todo el bajo y que aumenta la sensación de vuelo de este bonito vestido verde esmeralda.

Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

Este vestido verde esmeralda que lució anoche Charlène de Mónaco se trataba de una pieza muy especial por la cantidad de detalles que contenía la pieza. Además del volante y la asimetría del bajo tan llamativa, era muy notable el drapeado que se ceñía en el hombro. Cuando una prenda tiene el escote asimétrico de esta forma, un drapeado desde la clavícula es la mejor forma de aportar mucho volumen al vestido. Al caminar, el efecto de este vestido verde esmeralda que eligió Charlène de Mónaco era muy bonito. Casi mágico.

Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

Además del vestido en sí que eligió Charlène de Mónaco, fue muy comentada la elección de joyería. Aunque los brazaletes por los que se decantó eran muy especiales, lo realmente llamativo eran los pendientes. Dos preciosas piezas en cascada que favorecen mucho con su corte de pelo tan corto. Estilizan mucho e incluso hacen parecer mucho más alta.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente