Charlène de Mónaco confirma con este vestido que el amarillo es el color del verano

·2 min de lectura
Photo credit: Stephane Cardinale - Corbis - Getty Images
Photo credit: Stephane Cardinale - Corbis - Getty Images

Tras un año complicado debido a su enfermedad, Charlène de Mónaco está demostrando en las últimas semanas que su recuperación es un hecho. Su vuelta a los actos oficiales ha sido paulatina, pero en estos últimos días no hemos dejado de verla en algunas citas clásicas del Principado, como el Baile de la Cruz Roja, y en otros actos en los que la princesa se muestra especialmente cercana, como la visita que ha realizado a la residencia Qietüdine.

Para la ocasión, Charlène dejó atrás su estilo vanguardista de las últimas citas (combinando, por ejemplo, un pantalón fluido con un chaleco sin nada debajo de Louis Vuitton) y apostó por un vestido clásico en color amarillo de la firma suiza Akris. Charlène escogió un peculiar diseño de doble capa con vestido bordado con las letras de la marca en amarillo sobre forro del mismo color.

Un diseño muy favorecedor de largo midi y falda evasé con el que la princesa monegasca se decantó por la silueta favorita de vestido de Jackie Kennedy, ya fuera para looks de invitada o para opciones más informales: el vestido de cuello redondo con manga sisa, una opción atemporal que siempre favorece.

La royal completó el estilismo recurriendo a las joyas más clásicas y favoritas de la realeza europea durante siglos: unos pendientes cortos de perla y un collar de perlas de una única vuelta.

Con este diseño Charlène de Mónaco confirma que el amarillo se ha convertido en uno de los colores tendencia de la temporada. De Chanel a Christian Dior, pasando por Valentino, George Hobeika, Aje, Isabel Marant y Malu Sanffer, el amarillo se llevó buena parte del protagonismo de las colecciones Primavera-Verano 2022. Este color ha teñido vestidos veraniegos, trajes sastre, prendas de punto y opciones de invitada, ganando terreno en looks monocolor y protagonizando llamativas combinaciones con tonos como el naranja o el rosa.

Reivindicado por actrices como Penélope Cruz y Jennifer Lopez y expertas en moda como Blanca Miró, ahora Charlène de Mónaco sigue los pasos de Kate Middleton, otra defensora de esta tonalidad con elecciones como el vestido amarillo de Roksanda que llevó a Wimbledon, para apuntarse al amarillo como protagonista de su look y demostrar que este color merece un hueco estelar en la maleta de este verano.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente