La chaqueta acolchada reversible de Zara que llevarán las editoras de moda este otoño

·2 min de lectura
Photo credit: D.R.
Photo credit: D.R.

Lo sabemos. Todavía estás disfrutando de la temporada estival y no quieres pensar en que en algún momento tendrás que volver a la oficina ni en que los días se acortarán. Tranquila, no es esa nuestra intención. Sin embargo, sí lo es el que comiences ya a construir un armario de otoño que esté a la altura de las nuevas tendencias.

Y para ello nada mejor que comenzar a comprar ya (y antes de que se agoten) las prendas que llegan de las primeras colecciones otoño-invierno de firmas low cost como Zara. Unas piezas que suelen agotarse en cuestión de días y que después las ves en otras mujeres y te preguntas de dónde salieron. Para que no te pase esto este año, hemos fichado para ti la chaqueta que se va a convertir en objeto de deseo de las editoras de moda este otoño.

Se trata de una chaqueta acolchada reversible con escote pico y manga larga, bolsillos de plastrón en delantero y cierre frontal con lazadas. Una maravilla folk con estampado floral tipo porcelana.

Una chaqueta que tiene la peculiaridad de ser reversible y que juega con un estampado floral pero dándole más protagonismo al blanco por un lado y al negro por el otro.

Photo credit: D.R.
Photo credit: D.R.

Si bien los meses más fríos del año acostumbran a estar protagonizados por los colores que dominan también el paisaje de esta estación, –como marrones, grises, negro o verdes oscuros–, este año las pasarelas han optado por una paleta de colores en clave optimista, llamativa y exuberante, más propia, en muchos casos, de la moda estival: rosas brillantes, rojos pasionales y granates lujosos, ultravioleta, verde oliva, azules eléctricos, naranjas vibrantes y amarillo mostaza.

Otro de los imprescindibles de este otoño será un calzado que nos encanta y que combina a la perfección con la chaqueta que te proponemos: las botas de agua. Chanel las ha subido a su pasarela esta temporada para recuperar ese toque vintage que tanto gustaba a Audrey Hepburn y otras divas de los 50.