Vuelve el clásico abrigo de plumas pero con un toque moderno

·4 min de lectura

El plumífero ya no se lleva como siempre. En realidad deberíamos añadir la palabra "solo" a la frase porque sí los abrigos inflados seguirán dando mucho juego este invierno en las versiones clásicas pero también en otras que, aunque beben de tradiciones, prometen ser totalmente contemporáneas. Nos referimos al característico acolchado que impera en los chaquetones esta temporada. Algo que, por otra parte, los principales nombres de la moda ya nos llevan avisando desde el pasado invierno. Propuestas de Chanel, Bottega Venetta o Jason Wu que se vieron sobre las pasarelas pueden servir de ejemplo. 

A esta tendencia la podríamos llamar algo así como el nuevo guateado porque viene a ser ese mismo efecto almohadillado del que presumían las chaquetas hace tres décadas solo que en diseños que están de plena actualidad. Tanto es así que, si el año pasado te pillaron a pie cambiado y no terminaste de lanzarte a incluir uno en tu armario, esta vez te va a ser muy difícil mantenerte al margen si es eso lo que quieres porque no hay firma accesible que no tenga al menos una versión en la que fijarse dentro de su más o menos amplia colección. 

Chaqueta acolchada de Mango.
Chaqueta acolchada de Mango.

La de Mango es una de las más codiciadas. Será por su largo tres cuartos, por su tejido técnico o por su color verde que es precisamente propio del ámbito al que pertenece esta prenda -las referencias a la ropa de caza o de hípica son evidentes-, quién sabe, pero lo cierto es que está agotadísima en todas las tallas en las que la firma lo ha fabricado. Suerte que, como decíamos, las alternativas que en este 2021 se encuentran en el mercado son infinitas. 

Para las amantes de los tonos más vivos, por ejemplo, H&M tiene un diseño azul cielo de lo más apetecible. Juega con ese mismo efecto hojaldrado pero lo dulcifica recurriendo al apartado divertido de la paleta cromática además de a una silueta oversize que funciona. Ideal para acurrucarse en él cuando las bajas temperaturas hagan acto de presencia. 

Chaqueta acolchada azul de H&M.
Chaqueta acolchada azul de H&M.

Dentro de los sellos que han incorporado esta esponjosa tendencia entre sus novedades está Uniqlo. Ya sabemos de la fascinación de la casa japonesa por los abrigos ultraligeros, de ahí que no nos haya extrañado tanto que haya mezclado ambos conceptos en una misma prenda que puede no sea la que más te mantenga calentita en pleno mes de enero, pero está llamada a ser un éxito. 

Plumas ultraligero y acolchado de Uniqlo.
Plumas ultraligero y acolchado de Uniqlo.

Bershka también tiene su alternativa afelpada en su sección de abrigos y chaquetas, igual que Pull&Bear, C&A, Asos y Lefties. Esta última, incluso, ha sumado a estos alguna que otra sobrecamisa. 

Mientras, Zara, se ha tomado tan en serio esta corriente que no solo tiene las clásicas chaquetas o los abrigos más gustosos de llevar, sino que ha plasmado el acolchado también en otras ideas como un poncho. Es tan amplia su selección de referencias que en ella encontrarás al menos uno que te convenza ya sea por su color, por su estilo, por su forma o por el dibujo que hace el relleno de las plumas. 

Poncho acolchado de Zara.
Poncho acolchado de Zara.

Se nos olvidaba comentarte uno de los detalles más interesantes de esta chaqueta acolchada que todos los diseños tienen en común y es su falta de cuello. Nada de solapas, ni pequeñas ni grandes, la parte superior queda totalmente diáfana solo completado con los botones, los corchetes o la cremallera que se haya elegido como modo de cierre. Lo decimos porque esta puntualización implica un aire mucho menos informal que el que podría aportar cualquier otro plumífero.

¿Afecta esto a la manera de llevarlo? Sí, notablemente. No porque requiera de un tipo de uso concreto sino porque permite muchos más que los que tenemos por habituales. Y es que aunque se mueve mejor en el terreno desenfadado, no necesita de contextos exclusivamente informales y, por supuesto, huye de los rasgos deportivos como hace el plumas más gordo y básico. Por eso lo habrás visto combinado sobre camisetas y camisas casi como una blazer pero seguro que ahora empezarás a notar lo bien que mantiene el nivel con jerséis o sudaderas. Y sino, al tiempo. 

Más historias que te puedan interesar

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente