1 / 11

Champús (y otros productos) para dar más grosor al pelo fino

Si eres del club del pelo fino, es posible que notes que el tuyo es más frágil, que se enreda y rompe con facilidad y es por ello que necesita una serie de cuidados algo más específicos. Lo primero que tienes que saber, es que deberás evitar todo aquello que le aporte peso, en ese bando están las siliconas, que actúan como una barrera protectora aportando brillo y suavidad, pero en este tipo de pelo aportan peso y lo apelmazan.

Por otro lado, si puedes no añadir sérums o aceites sin aclarado a tu rutina capilar, mucho mejor. Todo lo que pongas, que se aclare con agua dejando nada de residuo. Y si los usas, que sea en una cantidad muy pequeña y sólo en las puntas, ni siquiera en medios.

El largo recomendable para los pelos finos es variable, si tienes mucha cantidad (aunque no tenga un grosor considerable) puedes permitirte dejarte una melena XL, pero si tienes poca cantidad y fino, opta por las melenas cortitas e incluso los estilos tipo 'pixie'.

Para evitar roturas, cepilla el pelo antes de dormir, te ahorras muchos nudos y estimulas el riego sanguíneo del cuero cabelludo. Por otro lado, lo ideal es que maltrates tu pelo lo menos posible, siempre, pero si éste tiene un grosor más fino de lo normal, tenderá más a la rotura. Por lo que evitar tintes, decoloraciones y todo lo que cambie su estructura, será lo más inteligente.

El secado también es importante, mejor bocabajo y despegando las raíces con los dedos hacia arriba. Parece un gesto inapreciable, pero la diferencia es enorme.