El chaleco más especial de Zara tiene dos formas muy distintas de llevarlo: : la de Rocio Osorno o la de Amelia Bono

·3 min de lectura

Existe un vestido color blanco en Zara que es de lo más especial. Por su diseño tipo chaleco con botonadura doble, por su sorprendente escote a la espalda y por su lazo a la espalda, fue todo un flechazo a primera vista de una de las colecciones de edición limitada de Zara. Eso sí, queremos dejar claro desde el primer momento que, desgraciadamente, ya no hay ni rastro de esta pieza tan singular en la tienda online de la marca pese a que llegó a estar en el apartado de rebajas un 45% más barato por lo que, si es tu deseo conseguirlo, es probable que solo tengas suerte de llevártelo a casa si empiezas a hacer una búsqueda exhaustiva por sus establecimientos físicos.

Aun así, merece la pena que hablemos de él porque, dado su éxito, seguro que Zara no tarda mucho en replicar esta fórmula que tan bien ha funcionado. Sobre todo vamos a centrarnos en mostrarte para que tomes buena nota de las maneras tan diferentes en las que se puede lucir una prenda que aunque pueda parecer algo rígida en cuanto a adaptarse a muchos contextos, ofrece más versatilidad de la esperada.

El chaleco más especial de Zara/ Zara
El chaleco más especial de Zara/Zara

Su color blanco no limita salvo para acudir a una boda -no así si se quiere usar precisamente como vestido de novia, en ese caso como look nupcial para un enlace de carácter civil es absolutamente ideal-, por lo que es incluso un aliciente ya que es favorecedor y empasta bien con cualquier tono de la paleta. Tampoco impide que dé juego el hecho de ser un minivestido en formato chaleco. Es más, hace que gane atractivo porque no es tan habitual tener diseños así en el armario y tener algo con lo que poder marcar la diferencia es de agradecer.

Una de las que no ha podido evitar caer en la tentación de hacerse con él ha sido Amelia Bono, una de las que mejor sabe escoger en el catálogo de Zara lo que de verdad merece la pena. Ella no ha arriesgado en absoluto porque se lo ha puesto tal cual, sin nada más debajo como un vestido cualquiera. Como acompañantes no ha necesitado más que unos pendientes grandes y unas sandalias de tacón negro a juego con un bolso de fiesta y de este modo ha conseguido un resultado 10 para disfrutar de una noche de verano.

No es esta la única forma de exprimir esta joyita porque, como avisábamos, puede hacerse más de lo que esperábamos. Rocío Osorno, otra gran conocedora de las distintas piezas que Zara va lanzando al mercado, ha sido quien nos ha mostrado otro modo de uso muy interesante.

El suyo es algo más atrevido puesto que su idea ha sido concebirlo como lo que es, un chaleco. Por este motivo lo ha llevado abierto acompañado de un pantalón de talle alto anudado a la cintura a juego y dejando a la vista un crop top que rompe complemente con el concepto previo. Eso sí, para que no se aleje demasiado de la sobriedad, su apuesta ha sido como la de Amelia Bono, combinado con negro, aprovechando para sumarse así a la mezcla clásica del black&white que tanto se han empeñado en recuperar las prescriptoras de moda en lucir en los últimos tiempos hasta convertir en tendencia. Al fin y al cabo, no hay mejor garantía cuando no se sabe cómo llevar ambos tonos que dejar que sean los polos opuestos los que se atraigan.

Más historias que te puedan interesar

VIDEO: Una ex modelo de Victoria Secret demuestra con un sujetador las presiones que tuvo que aguantar