Un chalé urbano en Madrid decorado con estilo ecléctico y mucha personalidad

·2 min de lectura
Photo credit: Rafa Diéguez
Photo credit: Rafa Diéguez

Hace algunos años, esta casa tenía muy poco que ver con lo que es hoy. Situada dentro del casco urbano de Madrid, respondía al prototipo de chalé de los 50 con un pequeño jardín, se utilizaba como oficina y estaba compartimentada en pequeños despachos sin apenas luz. Buscando aprovechar al máximo el espacio y adecuarse a las necesidades de una familia, el interiorista Jorge Varela planteó una reforma en sus cuatro plantas que transformó completamente el interior para conseguir habitaciones amplias y diáfanas, sin apenas modificar el aspecto exterior.

La reforma consistió en eliminar todos los tabiques, construir una nueva escalera –donde se aprecia la unión de los volúmenes de los distintos pisos– y habilitar un dormitorio en la buhardilla. Una pintura plástica en blanco roto unifica las paredes, mientras que los pavimentos diferencian los usos: baldosas hidráulicas en el comedor y la cocina, y un singular parqué en el resto. La iluminación se resuelve con varias soluciones –focos halógenos, neones...–, pero siempre es indirecta y con interruptores regulables, que, junto a los tonos naturales predominantes, llena la atmósfera de calidez.

Photo credit: Rafa Diéguez
Photo credit: Rafa Diéguez
Photo credit: Rafa Diéguez
Photo credit: Rafa Diéguez
Photo credit: Rafa Diéguez
Photo credit: Rafa Diéguez
Photo credit: Rafa Diéguez
Photo credit: Rafa Diéguez
Photo credit: Rafa Diéguez
Photo credit: Rafa Diéguez
Photo credit: Rafa Diéguez
Photo credit: Rafa Diéguez
Photo credit: Rafa Diéguez
Photo credit: Rafa Diéguez
Photo credit: Rafa Diéguez
Photo credit: Rafa Diéguez
Photo credit: Rafa Diéguez
Photo credit: Rafa Diéguez

Ideas del interiorista. Jorge Varela

- Recuperar la estructura Volver al origen ha sido la forma de reinventar esta casa. Con un nuevo planteamiento de líneas puras, se tiraron todos los tabiques para que destacara el potencial de una arquitectura básica.

- La escalera que decora Más allá del sentido utilitario, la escalera volada de madera de roble con forma de semicaracol destaca como uno de los grandes atractivos, potenciada por el espejo que refleja todo su recorrido.

Espacio para el arte La presencia de obras forma parte del estilo de vida familiar. Esto se tuvo en cuenta al concebir la reforma y el interiorismo posterior. Muchas piezas se apoyan en el suelo, sin colgarse de la pared.

www.jorgevareladesign.com
Realización: Beatriz Aparicio

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente