En la forma en la que cepillas tu pelo está la clave para tener pelazo

·3 min de lectura
Cepillar es una forma de fricción que, si se hace mal o en exceso dañará todo tipo de cabello, pero especialmente el cabello fino, débil y frágil. Sin embargo, un cepillado suave sí es beneficioso ya que estimula la circulación en el cuero cabelludo y ayuda a distribuir los aceites naturales desde las raíces hasta las puntas. (Foto: Getty)
Cepillar es una forma de fricción que, si se hace mal o en exceso dañará todo tipo de cabello, pero especialmente el cabello fino, débil y frágil. Sin embargo, un cepillado suave sí es beneficioso ya que estimula la circulación en el cuero cabelludo y ayuda a distribuir los aceites naturales desde las raíces hasta las puntas. (Foto: Getty)

Conseguir una melena sana y bonita es una obsesión para muchas mujeres, y para conseguirlo recurren a todo tipo de trucos que no siempre resultan. Llevar una alimentación equilibrada, no abusar de las planchas y los secadores ni de procesos químicos, como decoloraciones y tintes, son algunos de los consejos básicos para tener el pelo más fuerte.

Pero sin duda uno de los mejores trucos que existen para tener un pelo sano y bonito, es cepillarlo cada noche. Desde pequeñas hemos siempre hemos oído que antes de acostarnos hay que cepillar el pelo 100 veces. Un dicho popular que no hay que llevarlo al extremo ni tomárselo de manera literal, pero que no va tan desencaminado... un buen cepillado puede hacer mucho por tu melena. 

Con el cepillado conseguimos limpiar el pelo, con cada pasada lo vamos dejando libre de grasa, impurezas y restos de productos como geles, lacas, espuma… 

Además, si lo haces bien, se produce una exfoliación del cuero cabelludo al estimular la microcirculación y el riego sanguíneo. Eso significa que tu pelo estará más suave, sano y fuerte porque llegarán más nutrientes al bulbo y conseguirás reducir la caída. Y es que el cuero cabelludo produce aceites naturales, y al cepillar el cabello los distribuye a través de sus hebras. Que este aceite natural recubra tu pelo puede estimular el crecimiento de pelo. 

El cepillado también hace que tu cabello se vea mejor porque al cepillar las cutículas en la misma dirección (hacia abajo), el pelo queda más pulido y con más brillo.

Otra de las máximas para tener un pelo sano y bonito es cepillarlo siempre antes de lavarlo. Al hacerlo en seco nuestro cabello está en su estado más fuerte y resistente (hay que evitar cepillarlo cuando esté húmedo).

Seguro que ya te estás preguntando cuántas pasadas necesitas para empezar a notar estos beneficios. Pues la respuesta podría ser esta: "entre 10 y 20 pasadas, dependiendo del grosor del pelo". Al menos es lo que recomendaban los gurús capilares como Philip B, el peluquero que contó que la mismísima Madonna le pidió ayuda con su oxigenada melena en los 80, y que ha triunfado con su línea de cosmética natural.

La clave está en hacerlo las veces que sea necesario para desenredar el cabello y dejarlo libre de impurezas. Tal y como apunta María Baras, directora artística del Salón Cheska y estilista de Pantene, en cabellos normales lo ideal es hacerlo dos veces al día (por la mañana y antes de acostarnos), “pero en aquellos que tengan tendencia a enredarse pueden ser necesarias 3 ó 4 veces”.

No obstante, los expertos coinciden en que las veces que cepilles tu cabello no es lo importante, pero sí que lo hagas a diario, porque no, por cepillarte el pelo (o lavarlo a diario) no se te va a caer ni a romperse más, sino todo lo contrario. En este gesto, que puede que pases por alto o que hagas mal, puede estar la clave para que tu pelo se transforme en un supermelena.

"Lo que importa es que en las cepilladas se llegue bien hastas las puntas, y una vez desenredado, cepillar hasta dejar el cabello limpio de impurezas", apunta Gloria Lara. Para ello es importante usa un cepillo ancho y plano en lugar de un cepillo redondo. Evita los cepillos de cerdas sintéticas, desecha los cepillos viejos con cerdas rotas o dobladas y nunca te cepilles el cabello si está mojado.

En definitiva, resulta que tu abuela tenían razón: cepillarte el cabello antes de acostarte puede promover una melena más saludable. Su cuero cabelludo produce aceites naturales y el cepillado del cabello seco los distribuye a través de sus mechones. “Pasar ese aceite natural por el cabello antes de acostarse ayuda a estimular el cuero cabelludo y el folículo piloso para promover el crecimiento del cabello”, dice Gibson. Como beneficio adicional, el cepillado es relajante, por lo que podría ayudarte a quedarte dormida antes (y dormir más significa un cabello más saludable)", concluye Ted Gibson, el estilista de las celebrities.

Más historias que te pueden interesar:

El arma de doble filo de algunos acondicionadores para el pelo

Diferencias entre alopecia y caída estacional del pelo

Cuando el pelo duele: los verdaderos motivos y a quién acudir

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente