Cepeda: ‘‘He intentado que cada frase de mi nuevo disco te duela en el pecho’’

·5 min de lectura
Photo credit: Diego Rueda
Photo credit: Diego Rueda

Luis Cepeda (Orense, 1989) fue uno de los concursantes favoritos de la edición regreso en 2017 de ‘Operación Triunfo’. Su paso por la academia estuvo marcado por sus cinco nominaciones, su amistad con Roi y con Aitana, e interpretaciones como ‘Dancin On My Own’ o ‘No puedo vivir sin ti’, junto a esta última compañera. Pero una vez salió, se convirtió también en el que más ‘hate’ de los extriunfitos recibió en redes sociales. ¿La razón? Nunca se muerde la lengua. Y continúa sin hacerlo, porque el 14 de octubre llega su nuevo álbum, al que ha titulado ‘Sempiterno’.

La palabra que nombra tu álbum es curiosa. ¿Qué significa?

Significa algo que ha tenido un principio, pero no un final. Es lo que quiero que ocurra con mi carrera. De hecho, mi primer disco se llama ‘Principios’. Quiero que mi recorrido musical dure lo que tenga que durar, que con 60 años pueda seguir haciendo música, ser un Rafael de la vida. Además, la palabra me parece preciosa.

Han pasado dos años desde tu último disco, ‘Con los pies en el suelo’, y en los que has estado en poco en silencio...

La pandemia truncó muchos proyectos. Tenía muchas cosas preparadas que no se pudieron hacer, como la gira por Argentina. Este álbum lleva bastante tiempo listo. He ido remodelándolo, quitando y poniendo canciones. Al final no he parado de trabajar y componer, y fueron saliendo cosas mejores. Por eso, las letras de las nuevas canciones están mucho más cuidadas. He intentado que cada frase te duela en el pecho.

¿‘Pastillas rosas’ es una de esas canciones que nos va tocar muy adentro?

Sí. He intentado que la letra sea barra tras barra. O sea que sientas eso con cada frase. Quiero que la gente las escuche y no oiga algo vacío. Porque puedes hablar de las flores que hay en Marte y dan vueltas a tu corazón, pero no dices nada. Queda muy bonito, pero te sientes como estabas antes.

Photo credit: Diego Rueda
Photo credit: Diego Rueda

¿Qué historia nueva nos vas a contar en este disco?

Cada canción es una historia individual, por eso la gente las va a escuchar y se va a sentir identificada con unas o con otras. Tiene canciones de amor, de desamor, por mi madre —como es ‘Nené’—, otras que son políticamente incorrectas...

Un ejemplo de ser políticamente incorrecto es ‘La Camisa Vieja’, ¿no?

Este tema es una crítica a ese pensamiento rancio, machista y misógino del siglo pasado, que desfavorece a los homosexuales o que su única concepción del hogar es la familia clásica donde la mujer tiene que cocinar y el padre tiene que ir a trabajar. Reconozco que tiene matices que pueden cabrear a algún sector, pero no es una canción que critique algo político: solo una forma de pensar.

No te han faltado las críticas en las redes sociales.

Antes lo pasaba mal, pero me he creado un escudo frente a las cosas que me dicen. También he aprendido a lo largo de los años, porque en el colegio se metían conmigo, que es importante mantener a tus amigos de siempre. Los míos los tengo desde los tres años. Entonces, me centro en mi círculo más cercano y el resto de la gente me da un poco más igual. En realidad, me dan pena los ‘haters’, porque cuando una persona que te insulta es porque tiene un problema. Siempre sucede, ¡suelen estar peor que tú! No te voy a mentir: hay momentos en los que lo pasé muy mal porque fue muy masivo en Twitter. Pero ahora estoy en una época muy tranquila.

Supongo que tu familia, sobre todo tu madre a quien le dedicas el tema ‘Nené’, te apoya mucho en estos momentos.

Mi madre tiene miedo porque la música es muy efímera. Es complicado gestionar el estar en muy buen momento, pero a los dos años verte sin trabajo, sin conciertos, sin nada porque la gente ha dejado de escucharte. Aunque es verdad que mi familia ya vivió esto con mi tío. Se ha dedicado a la música y tuvo sus altibajos. Se llamaba Alberto Cepeda y pertenecía a la banda Desmadre 75. Fue compositor de ‘Saca el güisqui, Cheli’ y Los del Río le robaron ‘La Macarena’.

¿Cómo? Cuéntanos esa historia.

Sí, fue algo relacionado con las patentes y los derechos. Mi tío compuso una canción que se llama ‘Micaela’, que es sospechosamente parecida a ‘La Macarena’, solo que esta salió cinco años después. Han estado en juicios y yo lo estoy intentando otra vez. Entonces, mi familia conoce cómo es el mundo de la música.

¿Cómo planeas tú sobrevivir al mismo?

Me estoy tomando la composición como un trabajo con horario de oficina, creando temas para metérselos a artistas emergentes o que ya estén en la onda pero que no compongan. Estuve estancado dos años sin grabar ni girar, y vivir de la música es complicado si no te estás moviendo.

¿Estás también componiendo canciones para tu próximo álbum?

De momento solo pienso en este, que está a punto de salir. Quiero que la gente escuche, sienta y disfrute este disco. También que opinen. Esto es como un mueble: dirán qué puedes cambiar y luego hacer el siguiente mejor. Quiero ver la reacción de la gente para saber qué tengo que hacer después.

¿En qué punto de la vida sientes que te encuentras?

Todavía no he pasado mi mejor momento. Aún está por llegar. Seguro. Una vez salga ‘Sempiterno’ me vuelvo a meter en conciertos. Son 13 nuevas canciones en las que estoy yo solo. Os vais a aburrir de escucharme (ríe).

Photo credit: Diego Rueda
Photo credit: Diego Rueda

Estilismo: Belén Rastrollo. Maquillaje: Cris Brox (Mery Make Up). Producción: Marta Sánchez.