Censurada por completo en su país tras ganar un Óscar histórico

Valeria Martínez
·6 min de lectura

Chloé Zhao hizo historia en los Óscars, y por partida doble. Fue la primera mujer asiática y la segunda en general en ganar el premio a la mejor dirección en 93 años de historia. Sin embargo, su país no quiere que haya rastro de su flamante victoria. Los censores chinos han vuelto a la carga en su contra.

La directora de Nomadland, que también se alzó con la merecida estatuilla a mejor película y mejor actriz para Frances McDormand, ha disfrutado de un año plagado de elogios y de un ascenso fulgurante en la industria del cine. No obstante, en lugar de celebrar su figura como representante china en los premios más importantes del cine, los censores optaron por mantenerse firmes en su destierro.

Chloe Zhao (Matt Petit / A.M.P.A.S., cortesía de la Academia)
Chloe Zhao (Matt Petit / A.M.P.A.S., cortesía de la Academia)

Según publican varios medios, el público chino no pudo ver su victoria en televisión porque los reguladores del país decidieron en marzo que no se emitiría la ceremonia, mientras que la audiencia de Hong Kong tampoco tuvo acceso porque la cadena que suele transmitir los premios, TVB, se negó a hacerlo por primera vez en 50 años. Al parecer, se excusaron en “razones comerciales” para negarse, según informó Reuters. Incluso un estudiante de la misma universidad donde estudió la directora, New York University, intentó emitir la ceremonia por internet pero se encontró con el gran firewall chino que bloqueó su servicio durante dos horas. El joven se llama Kevin Ke y dijo que “cortaron el VPN” que permitía la conexión, mientras aseguró que su perfil de WeChat (la aplicación de mensajería más popular del país) fue eliminado después de escribir un mensaje alabando a la directora.

Según informa Sky, los comentarios publicados en redes sociales relacionados con su victoria fueron automáticamente borrados, mientras los medios estatales, CCTV y Xinhua, no han publicado ningún tipo de noticia relacionada con ella y el Óscar. Por ejemplo, un blog titulado Watch Films con 14 millones de seguidores en Weibo también fue eliminado horas después de escribir al respecto.

Además, los usuarios de la plataforma Weibo no podían hacer búsquedas con la frase “Chloe Zhao gana mejor director”, sino que en su lugar aparecía un mensaje de error que rezaba: “Según leyes y regulaciones y normativas relevantes, está página no fue encontrada”. Es más, las búsquedas con su nombre se remontan a principios de abril y aquellas que se hagan con la palabra “Oscars” dirige a las embajadas de Corea del Sur y EE.UU. 

Una aplicación popular entre cinéfilos llamada Douban también prohibió búsquedas sobre la película, y ante semejante censura el público optó por cambiar sus búsquedas recurriendo a las iniciales chinas del nombre de la directora “zt” (de Zhou Ting) para poder escribir, comentar y debatir la noticia.

La maquinaria detrás de la censura china, monitoreada por el Partido Comunista que lidera el país, lleva un largo tiempo actuando en contra de Chloé Zhao a raíz de unas declaraciones del pasado. La primera parte de una entrevista de 2013 con la revista Filmmaker Magazine donde discutía su interés por hacer cine sobre historias estadounidenses. “Todo se remonta a cuando era una adolescente en China, al ser un lugar donde hay mentiras en todas partes” dijo. Y tiempo después una página web australiana publicó un artículo diciendo que había dicho que “EE.UU. es ahora mi país”, cuando su declaración había sido la contraria. La web rectificó más tarde pero el daño ya estaba hecho y las criticas nacionalistas chinas llovían en su contra. Puedes leer más sobre la censura en contra de Chloe Zhao en otro artículo previo donde detallamos la historia

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

La directora nacida en Beijing en 1982 se trasladó a EE.UU a los 14 años y desarrolló su carrera cinematográfica en tierras norteamericanas. Su reputación como una de las grandes promesas modernas comenzó a ascender con la magnífica The Rider de 2017 y desde entonces hasta Marvel ha puesto sus miras en ella. Solo ha dirigido tres largometrajes, cuatro si contamos la nueva apuesta de superhéroes de la casa de viñetas, Eternals, que todavía está en proceso de postproducción. Pero en su caso, la cantidad no va ligada con la calidad. Al contrario, cada una de sus películas ha sido un testamento cargado de intenciones. En el caso de Nomadland, estamos ante un retrato intimista de las víctimas de la Gran Recensión que, incluso en edad de jubilación, se lanzan a la carretera a sobrevivir a base de trabajos esporádicos.

En su discurso de aceptación de los Óscar, Chloé Zhao habría enviado un mensaje conciliatorio hacia su país al recitar un poema del siglo XIII que había memorizado en la escuela. “He pensado mucho últimamente sobre cómo sigo adelante cuando las cosas se ponen difíciles” dijo para recordar entonces una frase del poema: “la gente es inherentemente buena al nacimiento”,

“Todavía lo creo hoy en día” sentenció. “Aunque a veces parezca lo contrario, pero siempre he encontrado bondad en la gente que conozco a donde fuera alrededor del mundo”.

Nomadland tenía previsto estrenarse en China el 23 de abril, sin embargo no existen noticias que expliquen qué ha pasado. La reacción de la censura china lleva a cuestionarse qué pasará cuando Marvel y Disney pretendan estrenar la película que ella ha dirigido para el universo de superhéroes de la casa. Eternals se estrenará a comienzos de noviembre en todo el mundo (el 5 en España), pero si el estudio no llega a un acuerdo con la política del país o la censura china alivia su guerra en contra de la cineasta, Marvel podría tener un grave problema de taquilla en ciernes.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Estamos hablando de una película que habría contado con un presupuesto de 200 millones de dólares versus la taquilla más poderosa del mundo. En 2020, y en plena pandemia, el box office chino se había convertido en el más grande, por delante de EE.UU. y Canadá (The Hollywood Reporter), tal y como los analistas llevan pronosticando que sucedería tarde o temprano.

Desde Iron Man 3, muchas de las películas de Marvel han conseguido superar los $100 millones de recaudación en China, como fue el caso de Capitán América: el soldado de invierno, Vengadores: Era de Ultron, Ant-Man, Capitán América: Civil War, Doctor Strange, Guardianes de la Galaxia Vol. 2, Spider-Man: Homecoming, Thor: Ragnarok, Black Panther y Vengadores: Infinity War, que superó todas las expectativas con $359 millones. En resumen, la taquilla china se ha convertido en una clave esencial para conseguir beneficios y la amenaza de censura que pende sobre Chloé Zhao podría repercutir en la inversión de Marvel.

Viendo lo ocurrido con Nomadland y la victoria histórica de Chloé Zhao en los Óscar se podría pronosticar una posible batalla campal entre la censura y Marvel/Disney que podría no solo comprometer la gran inversión del estudio, sino también la relación de Disney con las arcas asiáticas.

Más historias que te pueden interesar: