Cenk y Azra celebran su compromiso en ‘No sueltes mi mano’

Por Aroa Díaz

From Diez Minutos

Kadir decide no esperar más para llevar a cabo su venganza y cuando Cenk sale de una floristería se sube en su coche y le apunta con un arma: “Enamoraste a Ece y luego la abandonaste. Era mi única familia y por tu culpa la perdí”, afirma fuera de sí. Çelen no da crédito a lo que escucha y se ve obligado a hacer una revelación que ha guardado por años: “Era como una hermana para mí y por protegerla arruiné mi futuro. Golpeé a un profesor porque intentó violarla y me expulsaron de la universidad”.

Arrepentido, el abogado coloca la pistola en su sien y Cenk al percatarse intenta detenerlo. Durante el forcejeo, pierde el control del coche y acaban chocando contra un muro. De inmediato, Cenk es trasladado al hospital y operado de urgencia pues ha perdido mucha sangre. Los Çelen pasan momentos de angustia e incertidumbre a la espera de noticias. “No es momento para tu odio por Azra”, reprocha Serap a Sumru cuando va a verla.

Peor suerte corre Kadir ya que salió despedido del vehículo y hasta pasadas unas horas, los servicios de emergencias no pueden localizarlo. Melis se encuentra en las puertas del hospital cuando llega y, al reconocerlo, llora desconsolada.

Cenk permanece en terapia intensiva y el médico anuncia a la familia que está evolucionado de manera favorable. De hecho, recupera la conciencia y Azra es la primera en verlo. “Quiero ser feliz junto a ti el resto de mi vida”, declara ella. Más tarde, recibe la visita de la policía y el joven protege a Kadir en su declaración.

Azmi hace una inesperada proposición a Sumru

Pasados los días, Cenk recibe el alta y Feride prepara todo para celebrar su compromiso con Azra. “Para mí lo único importante es tu felicidad”, dice Serap a su hijo. Así, colocan a la pareja los anillos y cortan la cinta roja que los une.

Melis, por su parte, sigue muy preocupada por el estado de pedir y encuentra apoyo en quien menos lo espera: Defne, la asistente del doctor que está tratando a su hermano. Azmi invita a cenar a Sumru y le propone matrimonio.

Lejos de allí, Defne revisa junto al doctor Junaid unos análisis de Cenk. “Padece un aneurisma y hay un tratamiento alternativo que podría ser efectivo”, sugiere ella. Ajeno a esto, el joven visita a un Kadir ya recuperado y le exige que se marche: “Jamás voy a perdonarte”.